thumbnail Hola,

El conjunto comandado por Klopp tuvo un andar sólido y destacado en esta Champions League y llegó merecidamente a las semifinales del máximo torneo de clubes de Europa.

La elegancia, precisión y el órden son tres características vitales a la hora de pensar en Alemania. Cada uno, o al menos la mayoría de los habitantes de esa nación, una nación que ha salido de las grandes adversidades y que puede considerarse modelo a la hora de representar una estructura funcional en cualquier ámbito de los negocios.

Conjuntamente, en esa nación, en ese país, el Borussia Dortmund es una muestra fiel de esas tres características y lo luce en cada jornada de la Champions League, certamen que lo tiene como uno de los grandes protagonístas llegando a las semifinales junto con su compatriota Bayern Münich, Real Madrid y Barcelona.

Las claves del equipo:

Cumple con la ilógica: Genralmente desde Alemania llegan grandes equipos aunque sin resultar vistosos. En este caso, el Dortmund no cumple con esa lógica gracias a su buen juego, gracias a la combinación en cada una de sus líneas, gracias a la llegada de los laterales, gracias a la irrupsión de buena parte de la mitad de la cancha al ataque, a tiros desde afuera del área, a delanteros picantes aunque con buen pie y que pueden tranquilamente cumplir culquier otra función de un equipo.

La capacidad de reaccionar ante la adversidad: Sin dudas el partido ante el Málaga marcó un quiebre en el futuro cercano del Borussia Dortmund. La adversidad nunca antes habia estado en esta Champions League y contra el equipo español estuvo a un paso de quedar afuera pero, llamativamente sin jugar a lo que sabe, igualó y ganó el partido increíblemente pese a que nunca antes había estado adelante y clasificado a las semifinales.

Su goleador, temible: El presente de Robert Lewandowski es inmejorable. Pese a que en la Bundesliga, el Dortmund no pudo conseguir un nuevo campeonato, el pico de rendimiento futbolístico del polaco ha llegado en esta temporada y se ha hecho cargo de vestir la camiseta pesada del nueve goleador. Con seis goles y dos asistencias en diez partidos, con un promedio de gol de uno cada 134 minutos. Conjuntamente, en el torneo doméstico Lewandowski se destaca mucho más, en 25 juegos, 21 goles, de lo mejor del continente.

El camino a las semifinales:

La fase de grupos, un trámite: Dentro del grupo de la muerte, integrado junto a Real Madrid, Ajax y Manchester City, el  Dortmund hizo fácil lo difícil. Salió primero en el grupo con 14 puntos sobre 18 y tres puntos por delante del conjunto merengue, otro de los equipos que hoy está en las semifinales.

Sólido en octavos de final: Tras salir primero en el grupo D, el Dortmund tuvo que visitar al Shacktar, un partido complejo del que salió airoso con un empate a dos y luego con un sólido triunfo en su estadio por 3-0, un resultado que fue el fiel reflejo de su juego ya que en los noventa minutos finales fue claramente superior.

Los cuartos, con suerte y coraje: Fue inmensamente superior al Málaga en el partido de ida haciendo figura con sus grandes atajadas a Willy Caballero, pero el cero a cero no fue un resultado que le haya quedado cómodo. Por ello, la vuelta jugada en Dortmund fue más que complicada tras el gol de Joaquín y a pesar que lo empató inmediatamente, en ninguna parte del partido pudo ponerse en ventaja hasta el último minuto con un gol en posición adelantada de Santana.

Artículos relacionados