thumbnail Hola,

En Perú están indignados con Patricio Loustau, creen que los dejó afuera de Brasil 2014 y piden que no dirija en el Mundial. El arbitraje argentino, en su peor momento.

En el fútbol argentino, las polémicas en torno a los arbitrajes son moneda corriente. Fecha tras fecha, los jueces terminan en el centro de la escena y no precisamente por su buena labor. Y ahora, el conflicto se mudó al plano internacional. Loustau, uno de los réferis más polémicos, tuvo una pésima actuación en el partido entre Perú y Uruguay, y fue duramente criticado.

Desde la selección peruana consideran que el arbitraje del juez argentino fue determinante en el resultado. El enojo surge a raíz de varios fallos en contra, como un penal de Muslera a Ramírez no cobrado por el argentino, pero principalmente por permitir el juego brusco de los uruguayos. De hecho, Guerrero terminó con el rostro ensangrentado por un codazo de Gargano y el árbitro no cobró nada; y Lugano hizo lo propio ante Farfán, pero sólo fue amonestado.

Aunque también cabe destacar que a Uruguay no le cobraron una clara falta en el área contra Cavani, también es cierto que el equipo local jugó todo un tiempo con un jugador menos, por la expulsión de Víctor Yotún, quien le tiró la pelota a Suárez, luego del penal bien cobrado para Uruguay, que el delantero cambió por gol.

Por eso, en Perú están que trinan. El argentino se retiró escoltado de la cancha entre botellazos y luego del encuentro fue duramente criticado por Sergio Markarian. “Es posible que este arbitraje nos deje afuera del Mundial. No tengo vergüenza de decirlo, el árbitro fue decisivo. Yo voy a hacer lo posible para que no vaya al Mundial”, declaró caliente el técnico del seleccionado. Y hasta Juan Luis Cipriani, cardenal ultraconservador de Perú lo calificó “sirvergüenza".

Quien también hizo referencia a este asunto fue Manuel Burga, presidente de la Federación Peruana de Fútbol: “Me siento totalmente molesto, pero más que con Loustau, con quienes lo designan. Me estoy tratando de comunicar con el doctor Alberto Tejada, le voy a pedir que renuncie a la Comisión de Árbitros de Conmebol, porque el Perú no desea participar más en ninguna de estas actividades de las designaciones”.

“Definitivamente un árbitro de ese nivel no tenía la experiencia necesaria para dirigir un partido tan decisivo como el que hoy teníamos al frente. A los jugadores les agradezco la entrega que han tenido, al profesor Sergio Markarián le digo que no tiene que asumir esta responsabilidad en el arbitraje. Yo la asumiré”, agregó.

El agravante en la situación es que no es la primera vez que el árbitro argentino tiene una actuación polémica. A nivel local, la más resonante fue la del Superclásico del Clausura 2011, partido para el que no había sido asignado y que no tendría que haber dirigido por haber estado presente en el anterior encuentro de Boca. Aquel día, perjudicó claramente River, que luego de aquel encuentro comenzó su calvario rumbo al descenso.

Y el último conflicto que protagonizó fue en el partido entre San Martín de San Juan y Atlético de Rafaela, en el que cobró dos penales para la Crema, uno inexistente sobre el final, que despertó la ira del presidente del club sanjuanino, Jorge Miadosqui. "Hay que preguntarle a Loustau quien lo mando a cobrar el segundo penal. Lo que hizo fue maldad, lo vio él y nadie más. Nosotros no perdimos el partido, lo ganó Loustau", acusó.

La realidad es que el juez argentino sumó una nueva polémica, esta vez en el plano internacional. Habrá que esperar para saber si habrá alguna sanción o si incluso si se complica su participación en Brasil 2014. Loustau nuevamente en el centro de la escena al igual que el arbitraje argentino, que transita su peor momento. Una crisis que pareciera no tener fondo.

Relacionados