thumbnail Hola,

El volante de Barcelona habló tras el partido e hizo hincapié en que el equipo "no se deja llevar por la euforia que se vive afuera".

La cómoda victoria del conjunto de Alejandro Sabella sobre Venezuela le dio una gran ventaja a la Argentina de cara a lo que se viene por las Eliminatorias. Los goles de Higuaín y Messi mantienen a la albiceleste puntera y a la gente muy eufórica. Javier Mascherano, de gran partido, puso un freno a tanta felicidad: "Estamos contentos y relajados. La euforia que se vive afuera no nos está afectando, no nos confiamos", puso paños fríos el hoy volante del Barcelona.

"Estamos contentos -añadió Mascherano- dimos un paso importante para Brasil pero todavía no logramos nada. Prefiero ser cauto y no volvernos locos. La ilusión la tenemos pero vamos con tranquilidad. No nos tenemos que marear".  El Jefecito también se hizo un momento para elogiar al rival: "Ellos son un gran equipo, están cuartos en la Eliminatorias, peleando por clasificar. Minimizamos todas sus virtudes", cerró el volante, de gran partido.

Otro que habló fue Ezequiel Lavezzi, quien tuvo la difícil tarea de suplantar a Sergio Agüero: "Traté de hacer lo que me pidió el técnico, el Kun es importante para nosotros, pero traté de adaptarme. Estoy contento por ganar minutos, sentirse importante es lindo". Para el Pocho, una de las claves fue que "fuimos muy agresivos cuando no tuvimos la pelota, fue determinante para recuper rápido y atacar".

Sergio Romero, el elegido por Alejandro Sabella para defender los tres palos de su equió, también comentó su parecer: "Dimos un paso adelante. Agradecemos a la gente que vino hoy y siempre alienta". El arquero de la Sampdoria también se hizo un tiempo para elogiar a sus compañeros: "Tenemos grandes jugadores, al mejor del mundo, y jugadores fantásticos que lo acompañan. Esperemos que nosotros en la defensa acompañemos eso".

La única luz de alerta que se encendió en el vestuario albiceleste fue la salida de Fernando Gago, quien venía de un desgarro, pero el propio Pintita se encargó de llevar tranquilidad: "Se me fue cargando un poquito el cuádriceps, por eso preferí salir, pero no creo que sea nada grave. Maña veremos".

Artículos relacionados