thumbnail Hola,

Tras su auspicioso debut al frente de la Selección, el DT analizó la goleada sobre Alemania, destacó la actuación "superlativa" de Di María e insistió en el compromiso del equipo.

Gerardo Martino tuvo un debut ideal al frente de la Selección argentina. En su estreno como entrenador del equipo nacional, con las sensibles bajas por lesión de Ezequiel Garay, Gonzalo HIguaín y Lionel Messi, el Tata logró dar un más que aceptable primer paso goleando al campeón del mundo, como visitante. "Para ser un primer partido, con poco entrenamiento y con este rival, el saldo es favorable", destacó el DT tras el 4-2 sobre Alemania.

Al margen del resultado final, el técnico argentino destacó la actitud del equipo: "Hay un aspecto que me dejó muy tranquilo. Muchas veces lo que se dice en la previa del partido, que en este caso hablaba mucho de renovar expectativas y de sostener lo hecho en el Mundial, como discurso está muy lindo, pero hay que tratar de hacerlo en el campo de juego. Y se hizo. El compromiso que han tenido es el mismo compromiso de toda la etapa anterior".

"Estamos construyendo algo nuevo, pero con cosas anteriores que nos parecen que son muy redituables. Por momentos, el equipo me daba tranquilidad, cuando circulaba bien la pelota e iba por abajo. Tuvimos algunas pérdidas en el inicio del primer tiempo que hacen daño y hemos sufrido un poco. Liquidamos el  partido en el inicio, después tuvimos un rato de mucho dominio alemán", analizó el Tata, y continuó: "Pero hay veces que uno no puede manejar la ansiedad y el nerviosismo. Y más en instancias de partido inicial. No digo con tranquilidad, porque yo nunca la tengo, pero otro en mi lugar estaría tranquilo".

Sin dudas, la gran figura de la cancha fue Ángel Di María, flamante refuerzo de Manchester United. Y Martino no se guardó ningún elogio para el Fideo: "Sigue creciendo, sigue yendo de grandes equipos a grandes equipos. Yo dije que estaba entre los cinco o los diez mejores. Pero no sé si junto diez como él. Leo, Cristiano... Tengo la tranquilidad de que hoy jugó para nosotros, me ha tocado sufrirlo. Es un futbolista que tiene mucho compromiso por la causa, con su Selección. Y lo que uno empieza a lamentarse es por qué no estuvo en la final. Decí que Angel jugó superlativo, si no era figura Biglia".

Por último, el entrenador de la Argentina no dio vueltas y fue claro para referirse a la ausencia de Messi: "Creo que es hora de dejarlo un poco tranquilo. Es una sobrecarga. Si el partido con Alemania se hubiese jugado 10 días después que Villarreal, seguramente jugaba".

Artículos relacionados