thumbnail Hola,

El portugués, gran favorito al Balón de Oro, brilló a nivel individual, batió múltiples registros históricos y personales y hasta superó a Messi. El punto negro: cero títulos

El año 2013 se agota, con 2014 a la vuelta de la esquina. Un año del que se espera mucho en un Real Madrid que encontró estabilidad, resultados y buen fútbol en Carlo Ancelotti después de un inicio dubitativo. Con la Liga, Copa del Rey y Champions League como las tres competiciones en las que el Real Madrid sigue vivo, con sus opciones al título intactas. Pero 2014 es también un año más que esperanzador para Cristiano Ronaldo. De hecho, el 13 de enero se entrega el Balón de Oro al mejor jugador de este año a punto de terminar. Un 2013 que ha sido el mejor año para el mejor Cristiano Ronaldo de todos. Un galardón para el que el ‘7’ merengue hizo toda la tarea. Por números individuales -y este es un premio individual- lo merece. Pero pierde en títulos contra Ribery y en afecto del resto de los jugadores con Messi.

El portugués es de esos pocos jugadores que cuando parece que nunca pueden dar más de sí, todavía te sorprende mejorando sus prestaciones. Es el leitmotiv de Cristiano Ronaldo. De ahí que desde que llegó a Real Madrid no dejó nunca de evolucionar, mejorando sus estadísticas. Siendo este 2013 donde ha dado un gran salto de calidad, que pocos se atreverían a decir que sería el definitivo. Ni siquiera ha sido obstáculo la deficiente marcha del Real Madrid en los últimos meses con José Mourinho al cargo, con el que no mantenía una mala relación. A pesar de eso, el ‘7’ ha cerrado un año batiendo sus propios récords personales y algunos otros históricos.

El de máximo goleador de toda la historia en una fase de grupos de la Champions League (9 tantos), después de coronarse como el máximo goleador de la pasada edición (12). Asimismo, este año ha logrado también el honor de ser el máximo goleador de toda la historia de la Selección portuguesa, igualado con Pauleta (47 goles). Además, tras superar a Hugo Sánchez, quedó ya ubicado como el quinto máximo goleador de toda la historia del Real Madrid (228 tantos). Y está ya también en el Top 14 de los máximos anotadores de toda la historia de la Liga (164 goles).

Todo eso sin mencionar su gran logro: 69 goles en competición oficial en el año calendario. El mejor registro de toda su carrera, por encima de los 63 del año pasado. Y una marca que este mismo diciembre era superior incluso a la que habían conseguido Lionel Messi y Franck Ribery juntos, los que son sus dos oponentes en la carrera por el Balón de Oro.

Como puede comprobarse sólo leyendo los datos, este 2013 ha sido el mejor año para el mejor Ronaldo de todos. Aunque quién sabe si no será sólo el preludio a lo que vendrá en 2014, con Mundial incluido al que Portugal llega después de que Cristiano anotase todos los goles del Repechaje ante Suecia. El mayor debe en el currículum del ‘7’ merengue está en el desempeño colectivo: Cristiano cierra este 2013 sin haber podido sumar ningún título, ni uno solo. Arrastrado por la mala dinámica en la que entró un Real Madrid que cayó en semifinales de Champions ante el Borussia Dortmund, en la final de Copa ante el Atlético, y en Liga cedió de nuevo el trono al Barcelona.

Artículos relacionados