thumbnail Hola,

La transferencia de Falcao a Monaco es el ejemplo más claro de cómo los intermediarios se han involucrado en el fútbol y tienen su negocio. Un problema global.

REPORTE ESPECIAL

La UEFA los quiere vetados, FIFA quiere deshacerse de ellos, mientras que los dirigentes del fútbol inglés y francés, ya los han prohibido por completo. Pero más allá de esto, el poder de los terceros en el mundo del fútbol es cada vez mayor y más importante, lo cual ve en la transferencia de Radamel Falcao García a Monaco, un ejemplo perfecto que puso la situación en la mira, nuevamente.

La salida de Falcao, desde Atlético Madrid, en el verano europeo tenía algo de inevitable, pues el delantero colombiano en su condición de jugador perteneciente a un grupo inversor, de esos que arman su negocio a partir de comprar gran parte del pase de los jugadores a corta edad, con la firme intención de sacar su mayor beneficio a medida que pase el tiempo, así lo dejaba ver. 

Esta es una situación donde los clubes tienen la posibilidad de accedder a jugadores que no tienen cómo pagar por ellos mismos, pero que en el momento de su salida los pone en una situación difícil ya que no tienen cómo oponerse.

Doyen Sports Group, es un fondo de cobertura internacional que ha reportado tener una gran parte de los derechos del delantero, pero lo extraño es que mientras estuvo en Atlético Madrid, el club decía tener el 100% de sus derechos económicos. Por eso, aunque Falcao aparece en el sitio oficial de Doyen, como uno de sus talentos, no hay respuesta para saber si simplemente es representado por el grupo o si ellos también tienen algún otro interés financiero con el jugador. Y aunque Goal intentó preguntar al la gente de Doyen, ellos se negaron a responder.

El primer club de Falcao en Europa, Porto, registra, entre sus cuentas, cargos relacionados con el jugador durante la temporada 2010/11 por un costo cercano a los 28 millones de dólares, los cuales, según los balances, están denominados como "servicios de intermediación".

LA LISTA DE LOS JUGADORES DE DOYEN
Abdelaziz Barrada
Alex Serrano
Alvaro Bustos
Alvaro Negredo (foto)
Baba Diawara
Dorlan Pabon
Eliaquim Mangala
Felipe Anderson
Formose Mendy
Geoffrey Kondogbia
Joshua Guilavogui
Jose Antonio Reyes
Manu del Moral
Marcos Alberto Rojo
Neymar Jr
Ola John
Radamel Falcao
Ruben Perez
Miroslav Stevanovic
Steven Defour
Zakaria Labyad

*Fuente: Doyensports.com

De hecho, en ese 2010/11 los balances que hablan de la salida de Falcao, demuestran que Porto retuvo el 100% de los derechos de sólo seis jugadores en su primer equipo, lo cual demuestra a las claras la aparición de las terceras partes con otros clubes y agencias. 

La forma en que el Atlético contrató a Falco, se presume que fue similar. Antes de la llegada del delantero, el equipo se vio obligado a vender a sus mejores jugadores, incluyendo a David De Gea hacia Manchester United en junio de 2011 y a Sergio Agüero hacia el City, un mes después, buscando de esta forma poder resolver a corto plazo sus deudas que sumaban casi 274 millones de dólares.

Sin embargo, tres semanas más tarde, a mediados de agosto, el club llegó sorpresivamente a un acuerdo por Radamel Falcao García, quien llegó al equipo por un valor cercano a los 55 millones de dólares.

Jorge Mendes fue la clave de la negociación del colombiano. El agente portugués de Cristiano Ronaldo y José Mourinho -entre otros nombres ilustres-, junto con Peter Kenyon, quien fuera director ejecutivo de Manchester United y ahora se encuentra en Chelsea, se vio involucrado en la creación de Doyen Sports. Y de igual forma, hace 12 meses, el representante de David Beckham, Simon Oliveira, fue añadido al staff de Doyen, director operativo, mientras que se quedaron, al mismo tiempo, con los derechos comerciales de Neymar.

El grupo Doyen reportó que se quedó con el 55% del pase de Falcao tras su paso de Porto a Atlético, y a partir de ello, se sabe que mantienen un interés en los movimientos del jugador. Por lo tanto, a partir de esto, el pase del colombiano al equipo de España, ha podido ser mucho menor a los 55 millones, ya que a Porto sólo se debía abonar una parte del total de esa suma y el resto era de Doyen.

Pero más allá de dicha situación, fuera cual fuera el costo del delantero, la deuda de los 'Colchoneros' con Porto, hizo que el club de Portugal denunciara al equipo con la FIFA, iniciando una acción legal por los pagos. Pero después de esto, Doyen Sports aparecería como patrocinador principal de la ropa deportiva del equipo en el Vicente Calderón, lo cual era una actitud extraña para una compañía que no tiene muchas intenciones sobre la institución.

Por otra parte, la página oficial de Doyen muestra los jugadores sobre los cuales ellos tienen poder, pero no se esclarece la participación que tienen los equipos en estos casos, lo cual demuestra a las claras la irresponsabilidad de los agentes y de las terceras partes del negocio con lo que propone FIFA. Además en la misma págian, hay algunas noticias cortas que explican que el grupo pagó el 50% del pase de Dorlan Pabón a Valencia y lo mismo sucede con la contratación de Joshua Guilavogui al Atlético, pero no hay ninguna explicación completa de los intereses que tienen sobre los demás jugadores en su lista.

Estos detalles, recibidos por Goal, desde una fuente cercana a Atlético de Madrid, además dejan en claro que los 'Colchoneros' recibieron un muy pequeño beneficio tras la venta de Falcao.

Después de una fantástica primera temporada en España, el colombiano acordó todo para irse a Chelsea, pero cambió de opinión tras el pedido de Diego Simeone y los directivos. Por eso, luego de quedarse y para premiar su lealtad, la cláusula del jugador se aumentó notablemente, ya que se consideraba pequeña, y así cuando fue vendido en el último verano europeo por 82 millones de dólares, sólo 61 millones fueron pagados por Monaco al Atlético, con el resto siendo otorgado al jugador. 

Entonces a partir de estas cuentas se podría decir que el Atlético sólo recibió casi 7 millones de dólares por su inversión de 55 millones. Pero en realidad fue mucho menos, pues hay que tener en cuenta que hubo que pagar algo de dinero extra a Doyen, quienes funcionaron como una tercera parte en la negociación del jugador, prestando algo así como 30 millones de dólares al equipo, para la compra de Falcao en el verano de 2011.

Con Falcao ya en otro lugar, Atlético aún debe pagarle a porto una cifra cercana a los 9.5 millones de dólares y además de eso, también tiene una deuda de 6.8 millones extras, los cuales debe pagar el próximo año, sin importar que el jugador ya lleve más de un año por fuera del equipo.

Pedido | Simeone persuadió a Falcao de quedarse en el Calderón por un año extra

Al final de esto, parece que el equipo rojiblanco se quedó con muy poco tras la venta del jugador sudamericano, pero tuvo la fortuna (o el buen ojo) de que ahora cuentan con un refuerzo de calidad que ha suplido la ausencia del goleador: Diego Costa. 

En el momento en el que llegó la venta de Falcao, muchos clubes que habían puesto su atención sobre el jugador de 27 años, quedaron sin poder acceder a él por el precio del mercado. Monaco, junto a Chelsea y Real Madrid, fueron algunos de los pocos clubes que tenían la posibilidad de pagar el valor de la transferencia que se pedía por el jugador, para quedarse por completo con su pase y de esta forma excluir a los terceros de la negociación, quienes, a propósito, no son aceptados por las normas en la liga francesa. Pero cuando el salario que el jugador exigía se acercaba a los 19 millones de dólares anuales, sólo Monaco quedó como candidato para quedarse con el jugador, teniendo en cuenta la exención de impuestos de la que gozan en Montecarlo.

Por eso, sin importar los argumentos, para el exentrenador de la Selección Colombia, Francisco Maturana, cualquiera que haya sido la inversión, es válida.

"Falcao es un potencial candidato al Balón de Oro", le dijo Maturana a Goal, y luego añadió: "Desde que estaba en Porto y Atlético, y ahora en Monaco, todo lo que hace, es al más alto nivel. Yo trabajé con él cuando estaba en la selecciones juveniles y desde ahí se podía ver que tenía un gran talento".

"Fue su decisión partir del Atlético hacia Monaco. Hay decisiones personales que se deben respetar. Monaco pagó ese dinero porque ellos consideran que él lo valía y estaban en condiciones de hacerlo. Estoy seguro que se sentirá orgulloso y toda la gente de su país tambén lo estará de él. No tengo dudas de que puede ser exitoso en cualquier lugar al que vaya y que ya está justificando la inversión que se hizo en él".

Pero a parte de esto, la participación de terceros en el control del fútbol ha sido también destacada por grandes figuras. Este es el caso del presidente de Lazio, Claudio Lotito, quien fue el último en mencionar el caso cuando el equipo de Roma hizo intentos para llevar a Felipe Anderson de Santos, pero fue interrumpido por Doyen, que tenía el 50% del pase del jugador brasileño.

Lotito dijo a Radio Radio en Italia: "No nos dejaremos condicionar por una actitud extorsiva. Él quiere venir a Lazio, los clubes tienen un acuerdo, pero quien sea que tenga un porcentaje de su pase, lo está usando como una forma de chantaje y no estoy de acuerdo con esto", concluyó.

Está claro que 'extorsión' y 'chantaje' son dos palabras muy fuertes para la situación, pero también es obvio que luego de contratar a Anderson, Lotito estaba lejos de quedar feliz por la forma en que se había manejado la operación.

¿Qué es la compra de jugadores por terceras partes?
  • Compañías inversoras compran una parte del pase de los jóvenes talentos.
  • Un club que de otra forma no tiene cómo acceder a un jugador con un talento notable, recibe la posibilidad de comprar a un jugador por muy bajo costo, quedándose con un pequeño porcentaje de sus derechos económicos, pero conservando sus derechos deportivos.
  • Las transferencias entre los clubes se ven sujetas casi por completo al deseo de los dueños de los jugadores.
  • Jugadores de los clubes rivales pueden ser comprados también por las mismas empresas o terceras partes, generando un conflicto de intereses.

Tal como lo dijo uno de los agentes de jugadores con más experiencia en el mercado sudamericano, que prefiere mantenerse en el anonimato, a Goal, ellos tienen la última palabra cuando se trata de terceras partes.

"Nunca dos casos serán iguales, por lo tanto no siempre será el agente quien decida lo que pasa. Cuando se da la financiación inicial por un jugador, puede haber preacuerdos que son los que realmente deciden lo que pasa".

Pero como en todos los negocios, quien tiene el poder es quien toma la decisión. La parte que controla esto no tiene ningún interés en lo futbolístico, todo es negocio, y muchas veces se asesoran de la mejor manera para que su inversión siga creciendo.

Estas decisiones sobre los jugadores, que sin dudas afectan lo futbolístico, tendrían que obligar a los dirigentes a poner atención en ellas. Pero mientras el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, hizo un llamado a la FIFA para sancionar esta práctica, el ente que controla el fútbol mundial está lejos de encontrar la manera más justa de poner una conclusión a esta especie de tráfico de jugadores que se ha generado. 

"Esto sería inaceptable en la sociedad y no tiene espacio en el fútbol", dijo Infantino al sitio oficial de la UEFA, tras una reunión con FIFA. Luego añadió: "Los futbolistas, como cualquier otra persona, tienen el derecho de determinar su futuro. Los clubes no deben relacionarse con terceras partes que no pongan a los jugadores como lo más importante. A largo plazo esto no es bueno para el jugador, ni para el club".

FIFA había dicho a Goal que la situación de vetar la práctica en el mundo entero estaba siendo investigada a fondo, pues según las reglas vigentes, hay que organizar el tema de los clubes y su relación con las terceras partes, teniendo en cuenta que lo que sí está estipulado es algo referente a eso, pero no sobre la participación de las empresas y su inversión en jugadores. 

"La situación de las terceras partes que tienen pases de jugadores, y sus derechos económicos, es materia de discusión en varios niveles para la comunidad internacional del fútbol", dijo un portavoz de la FIFA a Goal.

Luego esta misma persona añadió: "El acercamiento de FIFA a esta situación ha sido prohibiendo la influencia de terceras partes en los clubes, por lo tanto ninguna parte extra a los clubes tiene derecho a ejercer influencia en cuestiones relacionadas con las transferencias".

"Asimismo, considerando que hay diferentes regulaciones según las diferentes federaciones asociadas a la FIFA, nosotros hemos empezado a investigar sobre el tema para ver cómo se está ejerciendo esa regulación. El resultado de nuestra investigación se discutirá con los cuerpos competentes de la FIFA que están encargados del tema, en diferentes reuniones", concluyó.

Pese a esto, la gran cantidad de compañías que están involucradas con un gran número de jugadores, especialmente en Sudamérica, significa que FIFA necesitará tratar el tema de manera cuidadosa, teniendo en cuenta la forma en que ellos realizan sus negocios y así poder evitar esta práctica.

Mientras tanto, se pueden seguir generando casos como el de Falcao, con jugadores que son obligados directamente a ir a algunos clubes, no por su corazón o por sus cabezas, sino por quienes son sus niñeros.

Artículos relacionados