thumbnail Hola,

Tras una dura lesión que lo mantuvo alejado de las canchas casi por 4 meses, el jugador podría volver a inicios de diciembre, frente a Everton.

Exclusivo

Tras una dura lesión que sufrió en agosto, cuando Arsenal enfrentaba a Fenerbahce para ingresar a la fase de grupos de la Champions League, el cuerpo médico de la Selección alemana y de los Gunners cree que Lukas Podolski estaría listo para volver en diciembre.

La lesión en el tendón de la corva, que es considerada como la peor de su tipo por los médicos, dejó a Podolski fuera de las canchas un poco más de tres meses, ya que la recuperación no es sencilla.

Esto obligó al jugador a perderse la recta final de las eliminatorias al Mundial y la primera parte de la fase de grupos de la Champions League. Pero tras esta espera, el delantero alemán está listo para volver y la idea es que lo haga frente a Everton, en un partido que se jugaría el 8 de diciembre.

Según las fuentes consultadas por Goal, la lesión que sufrió Podolski es la más grave de ese tipo que se pueden sufrir. En un desgarro, que se puede calificar en tres grados, este es el más grave, pues implica una ruptura parcial o total de la parte afectada, en este caso, la corva.

Y es esto mismo lo que explica que tras los diagnósticos no se pudiera determinar realmente la gravedad de lo sucedido, pero que después cuando se vio realmente la separación que había sufrido el músculo de la pierna izquierda del delantero Gunner, la situación fue más complicada.

Según uno de los médicos que examinó a Podolski, la lesión sufrida por el jugador es “terrible” y “la peor que ha examinado de ese tipo en toda su carrera”, por lo cual el club decidió esperar a que el músculo sanara con el tiempo y no exponer al alemán a una cirugía que implicaría casi seis meses  de recuperación.

Tras conocer la lesión, Arsene Wenger dijo que inicialmente el periodo de recuperación sería de 10 semanas, pero tras los diagnósticos del médico de la Selección alemana, se supo que esto tardaría un poco más y así lo hizo saber el jugador: “Desafortunadamente esto llevará más tiempo de lo esperado, alrededor de tres meses”, aseguró.

Pero en esa misma medida, los tiempos han ido cambiando. En un comienzo, el proceso de curación del músculo iba bien y todo hacía pensar que estaría listo para volver el 19 de octubre, frente a Norwich, pero todo fue más lento y ahora parece que después de tres meses y medio, el jugador sí estará listo.

En la última fase de su recuperación, el ex Bayern Munich ya trotó en el campo de entrenamiento de Arsenal y aunque no ha hecho ningún trabajo con pelota, los médicos del club londinense prefieren llevarlo con calma en la última fase de su recuperación.

Relacionados