thumbnail Hola,

Pese a tener más tradición en la Copa Libertadores, Olimpia fue derrotado la única vez que se enfrentó con Atlético Mineiro en una definición continental.

Los hinchas de Atlético Mineiro no piensan en otra cosa, sólo están enfocados en lo que será una final histórica para el equipo, la cual empieza esta noche en el Defensores del Chaco y se definirá el próximo 24 de julio en el estadio Mineirao. Así será la final de la Copa Libertadores de América, el torneo más importante de clubes a nivel continental.

El equipo brasilero, por su parte, está ansioso, pero sabe que debe mantener la calma y demostrar el buen juego que puede lograr con base en sus jugadores clave, para así lograr un triunfo o por lo menos un resultado que les permita llegar a su casa tranquilidad que les dan los resultados como local.

El peso de la experiencia será clave para el Mineiro


Por eso, a pesar de que esta es la primera vez del Galo en este tipo de definición, hay que tener en cuenta que los jugadores principales del plantel tienen la experiencia suficiente como para afrontar el hecho con la altura necesaria. Así mismo, para los brasileros, esto puede ser algo parecido a lo que vivió Fluminense en 2008, cuando el equipo tuvo que enfrentar a Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Y al respecto, Ygor, uno de los jugadores que disputó ese partido cree que puede ser similar y que la experiencia copera es válida, pero que los ejes del equipo pueden controlar esa situación.

“La experiencia de jugar una definición continental es algo importante y digamos que esencial para el equipo. Sin embargo, considero que aunque el Atlético tiene menos tradición que Olimpia, dependerá de la consciencia de los jugadores respecto a lo que se están jugando, que el rendimiento general del equipo sea bueno o malo. En este tipo de situaciones todo es influyente, desde el árbitro, hasta la presión que se vive desde afuera de la cancha. Por eso considero que si los jugadores del Atlético están concentrados, ellos serán capaces de lograr un buen resultado y luego definir en casa junto a sus seguidores."

Los paraguayos se preparan para su séptima final de Copa.

Por el lado paraguayo la situación es distinta. Olimpia es un equipo más habituado a disputar finales de esta competición, este año jugará la séptima y el club ya ha ganado tres de ellas en los años 1979, 1990 y 2002.

Pese a esto, el título de este año es distinto pues el proceso para llegar a esta final estuvo lleno de contratiempos desde lo económico y lo dirigencial, significando el avance de fase como un logro y llenando a los hinchas de necesidad, pues ganar la Copa le significaría al equipo una recompensa al trabajo y nuevo comienzo después de todos los traspiés que tuvieron que enfrentar.

Olimpia sueña con más que un trofeo


Sin embargo, este historial en Copa Libertadores no es aplicable en el caso de este enfrentamiento, pues la única vez que ambos equipos se enfrentaron en una final por un torneo continental, fue en la Copa Conmebol de 1992, cuando los brasileros vencieron a Olimpia por 2 – 1 y se coronaron campeones.

En esa ocasión, comandado en el ataque por Sérgio Araújo, el equipo de Belo Horizonte garantizó el título en el primer juego, venciendo a los paraguayos por 2 – 0 en un Mineirao a reventar con más de 60.000 personas. Con base en este marcador, la vuelta sería difícil, ésta se jugó en el estadio Manuel Ferreira y allí los brasileros resistieron la presión de Olimpia, que sólo pudo conseguir un gol por intermedio de Caballero.

De ahí que Araújo sea un hito para los brasileros en esta final de Copa y que su voz tenga peso en lo que se refiere a este nuevo título.

“Me acuerdo con mucho cariño de ese juego. Teníamos la presión de que Atlético Mineiro nunca había conquistado un título internacional, por eso esa victoria fue tan importante para nosotros. Desde el inicio del juego sabíamos que sería un partido difícil y que debíamos esforzarnos mucho para ganarle a Olimpia, ya que ese era un equipo grande. Para nuestra alegría, conseguimos una buena ventaja aquí en Brasil y después aseguramos el resultado en Paraguay, donde había mucha presión.” Dijo el ex delantero.

Y a partir de ello, pese a ser esta la primera definición de Copa Libertadores del Atlético Mineiro, Araújo cree que se puede lograr el título tal como sucedió en 1992.

“Yo creo que Atlético Mineiro tiene condiciones de conquistar ese título. El equipo está muy motivado y enfocado en el partido, por eso, aunque no será fácil y se debe tener en cuenta el arbitraje que siempre nos ha complicado un poco, creo que se logrará. La expectativa es muy grande y ojala se pueda lograr un gran juego como visitantes para así tener la tranquilidad de definir en casa. Teniendo la definición en Brasil hay que estar tranquilos y así lograr lo contrario a lo que nosotros hicimos en el 92.” Concluyó Araújo.

A modo de conclusión, es claro que en el fútbol puede suceder cualquier cosa y que no importa el peso de la trayectoria de ninguno de los dos equipos, por eso esta noche se enfrentarán para escribir un nuevo capítulo de la Copa Libertadores de América, con la ansiedad de la final y con las ganas de ambos por levantar el trofeo.

Artículos relacionados