thumbnail Hola,

La FIFA minimiza las protestas en Brasil por la Copa Confederaciones

Jerome Valcke, secretario general del organismo internacional, afirmó que el torneo nunca se vio amenazado y que "siempre habrá gente que se queje".

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, asistió al programa de Selección Sportv y habló sobre varios temas relacionados con la Copa Confederaciones y la Copa del Mundo de 2014. El dirigente reconoció que muchas personas se quejan de la FIFA y que no puede satisfacer a todos. Valcke también habló sobre los acontecimientos que ocurren tanto dentro como fuera de los estadios y aseguró que en ningún momento se consideró que la Copa saliera de Brasil.

"No se puede satisfacer a todos. Siempre seremos culpables. Siempre habrá alguien quejándose. La mayoría de la gente disfruta y se divierte. Lo más importante es que al final de la Copa a nadie se queja. Ocurrió en Sudáfrica, cuando todos reconocen los beneficios del Mundial", afirmó el dirigente.

Valcke desestimó la chance de parar la Copa Confederaciones: "Sentimos que era un alto riesgo. Creo que el apoyo de los aficionados ha sido increíble. La imagen que se guardará de esta Copa Confederaciones es Neymar - es increíble lo que hace - y el partido de España contra Tahiti. Era algo único y nunca visto así en el pasado".

Luego agregó que nunca hubo una segunda opción: "No hay un Plan B. Sólo si usted no puede garantizar la seguridad de la organización del evento. A pesar de las protestas callejeras, nunca tuve la sensación de que corría peligro. Era una situación incómoda, pero nunca tuve miedo", confesó.

Cuestionado sobre cómo el dinero público brasileño se fue utilizando por etapas, Valcke afirmó que
"esa decisión es tomada por el gobierno. Brasil ha presentado una propuesta para organizar la Copa Mundial y estaban muy contentos. No podemos organizar una Copa del Mundo sin ayuda del gobierno. El fútbol es un deporte, el estadio es un lugar donde usted va a animar. No es el lugar para hablar de política, no es un foro. No vamos a apoyar nunca si sucede una protesta dentro de un estadio".

"Tengo que organizar la Copa del Mundo. Soy secretario de la FIFA y es un trabajo maravilloso, un trabajo que me encanta. No es el momento de hablar de mi futuro", contestó, descartando por el momento un alejamiento de la Federación.


Relacionados