thumbnail Hola,

La última Copa del Mundo le dejó al país aricano infraestructura moderna, mejor transporte público y una buena imagen y reputación ante el resto del planeta.

Los preparativos de la Copa del Mundo fueron cruciales para asegurarle a los sudafricanos mejores redes de transporte público, aumentar la capacidad de las rutas, la finalización de la primera red ferroviaria rápida del continente -en Gauteng-, la renovación de los principales aeropuertos y, por supuesto, las instalaciones deportivas y estadios que fueron construidos o renovados antes del torneo.

Los estadios están en buen estado y le permite a los deportes locales (fútbol y rugby, entre otros) disfrutar de instalaciones de clase mundial, mientras que los equipos nacionales –y los visitantes- hacen uso de ellos. Muchos de los proyectos que se han desarrollado como resultado de la influencia de la Copa del Mundo y de la FIFA, involucrando las instalaciones deportivas a las áreas más pobres, hubieran sido difíciles de conseguir, por financiación y tiempo, sin esa influencia.

La infraestructura general mejoró y la Copa del Mundo puede otorgarse el crédito como el catalizador de estos cambios positivos que nosotros como sudafricanos disfrutamos a diario. Las ciudades anfitrionas se beneficiaron de los proyectos de renovación cuyo objetivo era limpiar y renovar zonas consideradas focos importantes durante el torneo, como las playas, las zonas urbanas deprimidas y las vecindades alrededor de los estadios.

La Copa del Mundo en Sudáfrica sin duda dejó un legado duradero para el país, pero que no sólo puede ser medido por la mejora de las redes de transporte, las excelentes instalaciones deportivas o la reforzada infraestructura. La imagen y la reputación de Sudáfrica como un atractivo turístico, la inversión y el destino deportivo se beneficiaron en gran medida gracias al Mundial 2010. El aumento de las oportunidades de inversión, la llegada al país de más empresas internacionales y un incremento notable en el turismo fueron otros beneficios que no hubieran sido posibles sin la competición de la FIFA.

Relacionados