thumbnail Hola,
Rybolovlev junto al Príncipe Alberto de Monaco, al momento de adquirir el club que va por todo

Fútbol, riqueza y excentricidad

Rybolovlev junto al Príncipe Alberto de Monaco, al momento de adquirir el club que va por todo

Dmitry Rybolovlev, Presidente AS Monaco y Principe Alberto

AS Monaco volvió a sacudir el mercado con la contratación de Falcao. En pocos días ya gastó más de 150 millones de euros de la mano de Dmitry Rybolovlev, "el nuevo Abramovich".

El fútbol europeo ya está acostumbrado a los multimillonarios que deciden desembarcar en clubes con una chequera ilimitada: Chelsea, Manchester City, Málaga o Paris Saint-Germain son algunos de los ejemplos de los últimos años, sustentados a fuerza de "petrodólares". Y a esta nómina se incorpora AS Monaco, de la mano del excéntrico Dmitry Rybolovlev, considerado ya "el nuevo Roman Abramovich".

¿Quién es este empresario de origen ruso, accionista principal del equipo recién ascendido a la Ligue 1 francesa? En principio es un médico y magnate nacido en Perm, de 46 años de edad. Comenzó a generar su fortuna con la comercialización de insumos medicinales, área en la cual se dedicaban sus padres, y luego en el mercado de los fertilizantes, además de fundar un banco y adquirir acciones de empresas de su ciudad, luego de Rusia durante la Perestroika y desde allí la expansión al mundo.

A los 29 años estuvo preso por once meses, acusado del homicidio de un empresario de la competencia, crimen que nunca fue demostrado. Pero a su salida de la cárcel, debió mudarse a Suiza tras una serie de intentos de atentar contra su vida. Actualmente está considerado por la emblemática publicación Forbes como el 119º billonario del mundo, con 9.1 billones de dólares.

Su pasión por el deporte, entre ellos el surf pero también el fútbol, lo llevó a negociar con el propio Príncipe Alberto de Monaco para la compra del 66% del club a mediados del 2011, luego de su descenso a la Ligue 2.

En un año logró el regreso a la máxima categoría y, en los últimos días, ya se hizo con los servicios de James Rodríguez y Joao Moutinho de Porto, Ricardo Carvalho de Real Madrid, Radamel Falcao García de Atlético de Madrid y ahora va por Fabio Coentrao, Victor Valdés y Carlos Tévez. Su objetivo es llevarlo rápidamenta a ganar el título francés, como ocurriera este año con PSG, para luego instalarse a nivel continetal. Monaco llegó a la final de la UEFA Champions League en el 2004, cayendo 3 a 0 con FC Porto.

Accionista mayoritario del Banco de Chipre, Rybolovlev es fanático del arte y de las propiedades llenas de lujo. En su galería cuenta con pinturas de Picasso, Van Gogh o Goguin, mientras que a nivel inmobiliario le compró una mansión en Palm Beach a Donald Trump, valuada en 95 millones de dólares; su hija Ekaterina aparece como dueña de la isla de Skorpio, en Grecia, donde están enterrados los restos de Aristóteles Onassis; un departamento en Central Park, Nueva York, tasado en 88 millones. También compró un penthouse en Monaco por 300 millones, una mansión en Hawaii al actor Will Smith, mientras que su residencia en Suiza cuesta otros 232 millones.

AS Monaco va por todo con los billones de su excéntrico propietario, quien eligió a Claudio Ranieri como entrenador del equipo y lo está superpoblando de estrellas. De todas maneras, tiene un año para trabajar sobre la nueva directiva de la FFF de tener a todos sus equipos de liga radicados dentro del país, lo cual multiplicaría varias veces la tasa impositiva sobre los sueldos de los jugadores.

Por lo pronto, el fútbol francés tendrá en los duelos entre el conjunto albirrojo y PSG un verdadero clásico de abultadas chequeras que apuestan a que el dinero lo puede comprar todo.

Artículos relacionados