thumbnail Hola,

Joao Havelange renunció a la presidencia de honor de FIFA

La FIFA anunció la dimisión del brasileño, dando así por finalizado el caso 'ISL', que investigaba posibles casos de soborno a dirigentes para conseguir derechos televisivos.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) anunció mediante un comunicado oficial la renuncia del brasileño Joao Havelange a su cargo como presidente honorario del organismo que rige el fútbol a nivel mundial, finalizando así el caso 'ISL', que estudiaba el posible soborno a dirigentes de la FIFA para obtener los derechos televisivos de los Mundiales.

Además de la salida de Havelange, ya se había producido la dimisión del presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, quien además era miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y de las comisiones permanentes de la FIFA. Así, "resultan superfluas otras medidas o propuestas", según explica la Comisión de Ética de la FIFA en el dictamen del caso.

Asimismo, el presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética, Hans-Joachim Eckert, agregó en el comunicado oficial que se da por finalizada la investigación por lo que "no es necesario incoar otros procedimientos en el caso ISL contra otros funcionaros del fútbol".

Por su parte, Joseph Blatter, actual presidente de la FIFA, también se refirió al caso, en declaraciones que dio a conocer la web oficial de la institución: "Ha llegado a mi conocimiento el informe del presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, sobre el dictamen del caso ISL (...) He leído con satisfacción que este informe confirma que 'el comportamiento del presidente Blatter de ningún modo puede calificarse de incorrecto con respecto a las normas éticas’.

Además, Blatter agregó: "Estoy convencido de que la FIFA, gracias al proceso de reformas de su gobernabilidad, que yo mismo he propuesto, dispone ahora de mecanismos y herramientas adecuados que ayudarán a evitar que un caso de tal naturaleza que ha empañado la imagen de nuestra institución vuelva a ocurrir".

En 2010, la BBC había hecho pública una información que detallaba que la empresa ISL, la cual quebró en 2001 y antes era socia comercial de la FIFA, había pagado sobornos a distintos miembros del organismo, a cambio de concesiones de contratos de televisión y derechos de patrocinio durante las Copas del Mundo de los '90. Para intentar aclarar lo ocurrido, Blatter ordenó crear una comisión de investigación de la cual resultó que habrían estado involucrados Havelange, expresidente de FIFA, el expresidente de la Confederación Brasileña Ricardo Teixeira, el paraguayo Leoz y el expresidente de la Concacaf Jack Werner.

No obstante, el delito nunca tuvo castigo en tribunales porque, según consigna elmundo.es, se consiguió que las investigaciones del fiscal suizo archivaran el caso a cambio de un pago de unos 6.5 millones de dólares.

Artículos relacionados