thumbnail Hola,

En 1993, el avión que llevaba a la selección zambiana a Dakar para disputar un partido contra Senegal cayó en las costas de Gabón. Una de las víctimas atajaba en Argentinos.

Probablemente Zambia no sea el país africano más reconocido por su habilidad en el fútbol. Sin ningún mundial disputado, no quedan dudas de que el mejor resultado que ha obtenido su selección nacional es la Copa Africana de Naciones que se disputó en Gabón y la Guinea Ecuatorial en 2012. Allí derrotó a Costa de Marfil en la final y se consagró campeón por primera vez.

Pero seguramente la selección zambiana es más recordada por la tragedia que sufrió en 1993. Tras ganarle a las Islas Mauricio por 3 a 0, debían ir a enfrentar a Senegal, por la clasificación para la Copa Africana de 1994. Allí, el avión que los trasladaba hacia Dakar debió hacer una parada en Libreville y, tras remontar vuelo, uno de los motores se incendió y la aeronave cayó estrepitosamente. Todos los miembros del plantel fallecieron y no hubo ningún sobreviviente de los 30 pasajeros.

Una de las víctimas de ese accidente militaba en el fútbol argentino. Su nombre era Efferd David Chabala y fue arquero de Argentinos Juniors. Había sido el guardameta de la histórica selección de Zambia que, en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, le ganó a Italia por 4 a 0. Llegó a los 29 años al Bicho y disputó la temporada 1991/92, pero tan sólo jugó medio tiempo de la Supercopa 1991 ante el Santos de Brasil.

"Este es sólo el inicio de mi historia", dijo alguna vez. El desenlace lo encontró en alguna parte del Océano Atlántico, sin penas y con menos glorias que las que él esperaba. Pero aún así, los zambianos aún los recuerdan. Por eso, los jugadores que obtuvieron el primer título de la historia de su selección fueron hacia la costa gabonesa donde cayó el avión y dejaron flores, como una forma de reconocimiento a los que pusieron por primera vez bien alto el nombre de los Chipolopolo.

Artículos relacionados