thumbnail Hola,

Por razones de salud, el paraguayo renunció a su cargo como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y puso a disposición el de Presidente de la CONMEBOL.

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, presentó su renuncia al Comité Ejecutivo de la FIFA. El alejamiento se debe a su estado de salud, debilitado en este último año, que le impide salir de su país por recomendaciones médicas. El próximo 30 de abril, Leoz también pondrá a disposición su cargo como Presidente de la CONMEBOL en una reunión de Comité Ejecutivo de la entidad sudamericana. Su renuncia a la FIFA también incluye su cargo como miembro del Comité Organizador del Mundial de Brasil 2014.

Leoz mandó una carta a la FIFA anunciando su renuncia, según el sitio web de la entidad madre del fútbol mundial, en la que también expresa que dimitirá como presidente de la CONMEBOL. Según el artículo 30 del Estatuto de la FIFA, la Confederación Sudamericana deberá designar inmediatamente a su sustituto para que lo reemplace como representante sudamericano en el Comité Ejecutivo de la FIFA. Uno de los candidatos a suplir a Leoz es el actual vicepresidente, Eugenio Figueredo.

La carrera de Leoz es extensa y prolífica. Desde sus inicios en la década del 50 como periodista deportivo hasta el presente. Fue presidente del club Libertad entre 1968 y 1977.  En 1971 asumió en simultáneo como máxima autoridad de la Asociación Paraguaya de Fútbol, cargo que ejerció hasta 1986, año en el que fue elegido como presidente de la Confederación Sudamericana. En 1998 fue declarado miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA.

Nicolás Leoz nunca estuvo al margen de las acusaciones que cayeron sobre varios miembros FIFA en los últimos diez años. Hombre de confianza de Joseph Blatter y de Julio Humberto Grondona, como integrante del Comité Ejecutivo del máximo organismo del fútbol, el paraguayo fue blanco permanente de sospechas por soborno.

En noviembre del 2010, la BBC lo denunció por haber recibido coimas por parte de la empresa de márketing International Sports and Leisure (ISL), a la que le fueron otorgados los derechos televisivos y de mercadeo de los mundiales 1994 y 1998. La cadena inglesa incluyó en ese listado al ex presidente de la Confederación Brasileña Ricardo Texeira y al actual de la Confederación Africana, el camerunés Issa Hayatou.

Más tarde se vería involucrado en otra denuncia por corrupción. El famoso Qatargate, presunto caso de corrupción que habría derivado en la designación de Qatar como sede del Mundial 2022. Fue bautizado con ese nombre por una investigación de la revista France Football publicada el 29 de enero de este año.

Esta trama incluye un largo listado de apellidos vinculados a las directivas de la FIFA, algunos del pasado, la mayoría del presente. Uno de los principales acusados por la revista francesa es el ex presidente de la Confederación Asiática de fútbol Mohamed ben Hammam, presuneto nexo entre los jeques qataríes y los sobornados. En 2011 fue apartado de por vida de la FIFA, acusado también por la compra de votos. En este caso con la intención de superar al suizo Joseph Blatter en las últimas elecciones presidenciales del organismo

 “Que alguien me haya ofrecido siquiera un centavo, no es verdad, jamás. De manera que si quieren abrir un juicio, me parece fantástico. No tengo ningún problema, al menos de parte mía estoy abierto a cualquier investigación", se defendió Leoz.

En noviembre del año pasado el dirigente paraguayo fue operado del corazón en San Pablo. Si bien los médicos no reportaron riesgos desde aquella intervención, le aconsejaron evitar los viajes y las ausencias prolongadas.

Artículos relacionados