thumbnail Hola,

El trofeo Brian Clough se disputa en cada encuentro entre Derby Country y Nottingham Forest, en homenaje a la fallecida leyenda británica.

Una veintena de millas separan al Nottingham Forest del Derby County. Un tramo de la autopista A52, la más importante de East Midlands, une a ambos clubes. Desde agosto de 2005, esos 32 kilómetros fueron bautizados como "Brian Clough way", un homenaje más al difunto entrenador que escribió las páginas más gloriosas de la historia de ambos clubes. Considerado como el mejor director técnico de la historia del fútbol mundial, falleció en 2004 tras años combatiendo un cáncer de estómago que empeoró por su adicción al alcohol. Antes, había eternizado su nombre para la eternidad.

El Derby County recorrerá este sábado, probablemente en omnibus, ese efímero tramo hasta The City Ground para enfrentar al Nottingham Forest por la 28° jornada de la segunda división inglesa. En juego no solo estará la oportunidad de recortar distancias con el Watford, sexto y último clasificado a los playoffs para ascender a la Premier League con 43 puntos. Reds y Rams disputarán una edición más del "Brian Clough Trophy". Será el trigésimo encuentro entre ambos desde que se instaurara el simbólico trofeo en 2007. El 31 de julio, en un amistoso programado para la ocasión, Derby County triunfó por 2-0 y se quedó con el título que defendió en cuatro oportunidades y que aún hoy ostenta después de siete triunfos, dos empates y tres victorias del Nottingham. El trofeo cambia de manos en cada triunfo, el empate beneficia al reinante campeón.

Clough asumió la conducción técnica del Derby County tras dos temporadas en el Hartlepools United. Construyó a un equipo campeón, conquistó la segunda división en 1969 y en 1972 se consagró en primera división. El Leeds apostó por él para continuar la senda triunfal de Don Revie, quien se hizo cargo de la Selección Inglesa. "The Damned United", primero libro y después película, recorre detalladamente el calvario de cuarenta y cuatro días que padeció en Elland Road. Cincuenta años más tarde, su hijo Nigel dirige al Derby, sin los resultados que supo cosechar su padre.

Se reecontró con la gloria en el Nottingham Forest. Desembarcó en The Reds en 1975, también con el equipo en segunda división. En The City Ground se transformó en leyenda: ascendió a través de playoffs, fue campeón en primera división y reinó durante dos años en Europa. En 1979 derrotó al Malmo en Munich para obtener su primera Champions League, hito que repetiría un año después con su triunfo frente al Hamburgo en Madrid. Durante veinte años fue entrenador del Nottingham, una legendaria etapa que el libro "Provided you don't kiss me" se encarga de escenificar a la perfección. El personaje detrás del entrenador y, por qué no, el entrenador detrás del verborrágico e irreverente entrenador.

La histórica rivalidad entre Derby y Nottingham encuentra en el espíritu del fallecido Brian Clough su único punto en común. Ambas ciudades le otorgaron el honorífico título de "Freedom of", similar al "hijo de" o "personalidad destacada" que se entrega por estos lares. Además, recibió la Orden del Imperio Británico (OBE) en 1981. Mítico, eterno, en tiempos de obscenidad económica, de jeques y petrodólares, su legado se agiganta hasta límites insospechados porque construyó dos imperios en plazas humildes que jamás repitieron los hitos cosechados bajo el mando de Clough. Mientras tanto, Derby County, duodécimo con 37 unidades, estará ultimando sus huestes para visitar Nottingham, en novena posición con 40 puntos, con la ilusión de una asegurarse una ticket para los playoffs de ascenso.

Artículos relacionados