thumbnail Hola,

El delantero uruguayo del Liverpool Luis Suárez analiza la realidad de la Premier League y prefiere no escuchar las críticas que se le hacen en los medios.

Luis Suárez, el delantero uruguayo del Liverpool, está cansado de las críticas de la prensa y se descargó: "No hay que escuchar las tonterías que dicen acá". "Se me criticó que simulaba faltas en el partido contra Stoke City, y soy sincero, me tiré, pero a de ahí a que salgan los entrenadores a criticarme, no lo entiendo. Hoy me doy cuenta de que Suárez vende. El otro día la pelota me pegó en la mano, y ni ganas tenía de hacer el gol. Como después me di un beso en la muñeca me empezaron a criticar", indica el delantero.

El artillero cree firmemente que su nombre causa expectativa y lo usan con la excusa de generar audiencia. Entre otras cosas, por los  rumores que se inventaron de él y Coates de que hablaban a espaldas del capitán Gerrard.

"Cuando a vos te dicen algo porque sos sudamericano, no te vas a poner a llorar. Es algo que pasa en la cancha, cada uno tiene su forma de tratar a los demás. Yo tengo la conciencia muy tranquila. Acá el (Manchester) United maneja mucho la prensa, tiene mucho poder. Siempre se los va a ayudar a ellos", agregó el uruguayo, en diálogo con Fox Sports.

Con respecto al día que se generó el primer conflicto en la carrera del delantero, explica que la familia, los amigos y el mismo equipo fueron los que le mantuvieron en pie.

"Si le hago caso a los de afuera, no estaría jugando al fútbol. Tuve mucho apoyo de mi señora, ver a mi hija me hacía olvidar de todo. También conté con Sebastián Coates y su novia, que me dieron su apoyo. Yo salía a las 7 y volvía a las 22 cuando tenía que resolver temas del juicio. La gente del club también me dio un apoyo impresionante."

Por lo pronto, el jugador seguirá ligado a Liverpool y ve un futuro alentador. "Quiero ayudar a mi equipo, me siento importante. Tenemos un grupo unido que tiramos para el mismo lado", dijo en una entrevista a Central Fox.

Artículos relacionados