thumbnail Hola,

El joven talento que llegará al cuadro parisino en 2013 mostró su costado más reflexivo y explicó por qué es tan resistido el seleccionado nacional. Su rendimiento, PSG y más.

Ese rayo que se ve dentro del campo de juego desaparece cuando el balón no está delante de él. La postura de un niño se advierte frente a un micrófono, aunque lo suyo con una pelota en los pies y es un verdadero torbellino de talento y velocidad cuando está dentro del campo. Es por eso que Paris Saint Germain decidió pagar 53 millones de euros por él. Lucas Moura, el astro de São Paulo, tras el superclásico de las Américas mostró su costado más reflexivo y trató de buscar buenos motivos para explicar por qué es tan resistido el seleccionado brasileño.

Es curioso cómo se transformó en tan poco tiempo en una de las armas más importantes del equipo de Mano Menezes. Hace apenas un poco más de un año debutó en São Paulo, club al que llegó a los 13 años, y hoy es determinante para el bloque ofensivo verdeamarelho (compartió el ataque con Neymar, Luis Fabiano y Jadson, en el Superclásico de las Américas en el que Brasil venció a la Argentina por 2-1). Todo fue muy veloz para él, porque con 20 años conquistó las mejores críticas y se robó la atención de los principales clubes de Europa. Real Madrid, Inter, de Milán, y Manchester United se pelearon por él, pero fue el PSG el que desembolsó 53.3 millones de euros, un récord para el fútbol brasileño, ya que ninguna otra transferencia al exterior se había acordado por esta cifra.

¿Por qué la gente se molesta tanto con la selección?
-Hay un poco de impaciencia, nosotros no estamos haciendo los mejores juegos y la verdad es que fue complicado el partido con la Argentina. Ellos estaban siempre atrás de la línea de la pelota y esperando atrás. Pero como todos corrimos e intentamos generar espacios con movimientos, llegó el premio en el último minuto con el penal que marcó Neymar.

¿Cómo se cambia el escenario?
-Entiendo que no es el mejor momento de la selección brasileña. Hace un tiempo que Mano Menezes está buscando la forma de hacer funcionar el equipo. Yo siempre digo que antes había jugadores como Roberto Carlos, Ronaldo, Rivaldo, Cafú, que eran la cara del seleccionado brasileño, hoy en día no pasa eso y se está intentando encontrar una identificación similar.

¿Y qué tienen que hacer ustedes?
-No es una tarea fácil, tenemos que recuperar la confianza, porque para la Copa será fundamental tener a los “torcedores” de nuestro lado.

Hay una sensación que jugadores como vos o Neymar rinden más en sus clubes que en la selección-No se pueden comparar las dos cosas. En los clubes se trabaja con los mismos compañeros todo el tiempo y cuando estamos en la selección son apenas un puñado de días. Todo es distinto, en la selección hay más presión, las responsabilidades son mucha más grandes… Nuestro objetivo es lograr que eso que cada uno de nosotros desarrolla en el campo en sus clubes, poder hacerlo juntos en la selección.

Hay muchas voces que hablan que la transferencia a PSG te puede condicionar.
-Cada vez que entro al campo, ya sea para la selección como para San Pablo, doy lo mejor. No me gusta perder, siempre pienso en ganar. Y una vez que se confirmó el traspaso lo tomé como una responsabilidad más grande para hacer las cosas bien. Siempre digo que quiero conquistar, antes de irme de San Pablo, la Copa Libertadores.

¿Cómo tomás el traspaso a PSG?
-Es una buena oportunidad, para crecer como jugador, como persona. Y la verdad es que es una experiencia que quiero vivir. Saber que puedo compartir un equipo con jugadores como Ibrahimovic, Thiago Neves, Van Der Wiel, Lavezzi y Pastore, me entusiasma.

Artículos relacionados