thumbnail Hola,

En esta ocasión, viajamos a Italia para dar cuenta de uno de los temibles goleadores que tiene nuestro continente.

Por Esteban De La Canal.-

Como cada semana, continuamos con nuestro repaso por los mejores representantes latinoamericanos del  fútbol europeo. La inagotable cantera que tenemos en nuestro continente arroja un número incontable de futbolistas en el viejo continente que triunfan y son figuras en sus equipos.

En esta ocasión damos cuenta de uno de los goleadores más temidos de los últimos tiempos: Edinson Cavani.


La historia de Edinson comienza en la bella ciudad uruguaya de Salto. Allí nació un 14 de febrero de 1987 y tras hacer sus primeras armas en un club local se mudó a la capital para transformarse en profesional.

A los 17 años llegó a las inferiores de Danubio en donde debutaría en 2006. Allí jugó entre 2005 y 2007 logrando un título y marcando nueve goles en 24 partidos.


Tras brillar en el Sudamericano Sub 20 de 2007 y luego de una ola de rumores de clubes, finalmente lo terminó adquiriendo el Palermo de Italia. Allí, su llegada y adaptación no sería nada fácil ya que en sus primeras dos temporadas marcó apenas siete goles en casi 40 partidos.

Su suerte cambiaría en 2008 donde se el abriría el arco y ¡de qué forma! En dos temporadas marcó más del doble de los goles que llevaba desde su debut y pudo dar un salto de calidad llegando al lugar que sería su casa: el Nápoli.


A partir de 2010, Cavani se convirtió en un ídolo indiscutido de un San Paolo que no deja de festejar sus goles. En su primer año terminó como segundo máximo anotador de la Serie A y comenzó a hacer historia grande.

En las dos tempordas que lleva jugadas ha marco ¡67 goles en sólo 96 encuentros! y lógicamente se ha consolidado en la histórica selección uruguaya del 'Maestro' Tabárez.


Además de ganar una Copa Italia ha logrado consagrarse con 'La Celeste' ganando la Copa América 2011 en Argentina, siendo uno de los pilares del equipo junto con Forlán, Suárez y Lugano.

Sin dudas, el Gen Latino hecho gol. No sólo gritos y tantos, sino también entrega, actitud y garra. Cavani es producto latinoamericano por excelencia.

Artículos relacionados