thumbnail Hola,

Al enganche de San Lorenzo lo esperaron en el aeropuerto con banderas y cánticos para que se quede en el club bahiano, y hasta se puso la camiseta.

El Pipi Romagnoli fue recibido con los honores de un ídolo a su llegada a Bahía, en el nordeste de Brasil. El enganche que viene de ser campeón de América con San Lorenzo hace menos de una semana viajó para tratar de negociar con los dirigentes de Bahía, club dueño de su pase, ya que su deseo es regresar al equipo de Boedo, pero no dejó de saludar a los fanáticos que fueron a recibirlo al aeropuerto y hasta vistió la camiseta tricolor.

No huyó de la multitud. Dejando abierta la posibilidad de salir por las puertas laterales del aeropuerto internacional de Salvador, Leandro Romagnoli optó por dar la cara a los hinchas del tricolor: los hinchas del Bahía lo recibieron en banda, con pancartas y banderas pidiendo que se quede en el equipo brasileño, en el que brilló José Sanfilippo entre 1968 y 1971). En Brasil hace meses que esperan al crack argentino, que había firmado un precontrato durante el primer semestre.

Romagnoli vistió una camiseta de Bahía con el número 100, que se la entregó el club, y respondió con cariño la demanda de los hinchas. Consultado sobre qué decisión tomaría, el Pipi dijo que todo dependerá de la reunión de este lunes con miembros de la junta directiva. "Me pone contento este recibimiento de la torcida (hinchada)", reconoció. Varios cantaron "ya llegó el campeón" y "quedate Pipi", cuando el enganche apareció en el aeropuerto. Además, había banderas que hasta le dedicaban un tango ("Pipi, el día que me quieras...").

El club bahiano no opondría mucha resistencia ante el pedido de Romagnoli, pero reclamará el pago de la multa por incumplimiento del contrato, que es de una suma cercana al millón de reales (5 millones de pesos, aproximadamente), por lo que nada está definido aún.

Artículos relacionados