thumbnail Hola,

Tras la llegada de Pippo Inzaghi y el cambio de esquema de juego, el 'Pocho' es una buena opción para el equipo, que quiere dejar atrás el mal resultado de la temporada pasada.

La llegada de Pippo Inzaghi a Milan ya empieza a dejar su huella. El exjugador, que ha establecido un código disciplinario para sus dirigidos y que quiere recuperar la gloria del club, luego de varias temporadas para el olvido, intentará rearmar el equipo a partir de un esquema 4-3-3, donde posiblemente haya reforma importante en el plantel.

Inzaghi, formado en la escuela de los años 90, prohibió a sus jugadores usar los teléfonos celulares mientras comen, así como dentro del vestuario, a lo cual se suman jornadas de trabajo que inician muy temprano, a comparación de lo que varios de los profesionales ya estaban acostumbrados, algo que podría generar salidas del equipo, una de las cuales sería la de Giampaolo Pazzini.

Partiendo de esta situación y a la espera del regreso de Mario Balotelli, que es bien sabido que tiene problemas con este tipo de normas y todavía está de vacaciones, los encargados de buscar alternativas se mueven en el mercado para encontrar un delantero que vaya por las puntas y pueda aportarle al equipo el dinamismo que quiere su director técnico, para lo cual encaja perfectamente Ezequiel Lavezzi.

El 'Pocho' es uno de los candidatos que más fuerte suena para llegar al equipo, aunque no es el único nombre en la lista. Junto a él también aparecen el francés Antoine Griezmann y el italiano Alessio Cerci, de Torino, haciendo que la definición entre los nombres también se dé por la posibilidad de negociación que ofrezcan sus clubes.

Lavezzi tiene contrato hasta 2016 y desde la pasada temporada se viene hablando de su salida de PSG, pero por el momento el club francés no parece dispuesto a negociar y está a la espera de lo que suceda en este mercado con sus delanteros. Lo que no está claro es qué hará en caso de recibir una oferta formal que les parezca interesante.

Artículos relacionados