thumbnail Hola,

El alemán pidió cobrar 340.000 dólares semanales, una cantidad que los Gunners no están dispuestos a pagar por el mediocampista.

EXCLUSIVO

Sami Khedira se ha alejado de Arsenal en las últimas horas. Los Gunners están dispuestos a pagar 34 millones de dólares a Real Madrid por su traspaso, pero según pudo saber Goal, las altas pretensiones económicas del mediocampista alemán han paralizado las negociaciones. El jugador quiere percibir 340.000 dólares por semana, una cantidad que el club londinense no pagará bajo ningún concepto.

Las exigencias de Sami Khedira están muy por encima del tope salarial de Arsenal. De hecho, Mesut Özil y Alexis Sánchez son los jugadores con el salario más alto en la plantilla de los Gunners: ambos cobran 217.000 dólares semanales. Después sigue Aaron Ramsey con 183.000 dólares por semana. Por ello, las pretensiones del mediocampista alemán no son aceptadas por el club londinense.

Real Madrid quiere vender a Sami Khedira por una cifra cercana a los 30 millones de dólares, por lo que la oferta de Arsenal es ideal para el conjunto español. Sin embargo, las condiciones del alemán han llevado a los londinenses a estudiar otras opciones para reforzar su mediocampo. Uno de los jugadores que más gusta a Wenger es Morgan Schneiderlin, futbolista francés que milita en Southampton.

Por otro lado, Arsenal está muy cerca de anunciar el fichaje de Mathieu Debuchy. Los Gunners pagarán unos 13 millones de dólares por su fichaje. El lateral llega procedente de Newcastle y su contratación se hará oficial en las próximas horas.

Relacionados