thumbnail Hola,

Ambos equipos italianos tienen al argentino en la mira de cara a la próxima temporada, a pesar de la discreta campaña del ex-River en Tottenham.

Mientras la mayor parte de las miradas del mundo futbolístico apuntan a una sola dirección -el Mundial de Brasil-, los dirigentes de los clubes comienzan a planificar el futuro. Muchos esperarán para conocer las sorpresas que siempre surgen en la máxima cita y otros prefieren no improvisar y apuntan los cañones a las máximas, y ya conocidas, figuras.

Es el caso de Napoli e Inter, dos viejos rivales de la Serie A, que ahora también se enfrentan en los escritorios. El objetivo: Erik Lamela. Ambos irán en busca del título en la próxima temporada y el actual jugador del Tottenham de Inglaterra parece ser el apuntado para reforzar sus filas.

En el caso del equipo de Rafa Benítez, las intención toma fuerza por los rumores que indican que Barcelona está tras los pasos de su máxima figura, Gonzalo Higuaín. Igualmente, Aurelio De Laurentiis, presidente del club italiano, no tiene ninguna intención de vender al delantero, la clave para ir en busca del campeonato; y los 54 millones de dólares que ofrecerían desde España-cifra similar a la que se le pagó a Real Madrid por contratar al argentino- no lo conforman.

Y por si fuera poco, Javier Mascherano, el principal objetivo de Napoli en este mercado de pases, parece estar cerca de renovar su contrato con el club catalán. La buena: la institución napolitana ya habría cerrado la incorporación del holandés Feyenoord Daryl Jaamaat, para reforzar la banda derecha, según informa la 'Gazzetta dello Sport'.

Ahora, la gran meta es incorporar, a préstamo, a Erik Lamela, quie ya conoce la liga por haber jugado en la Roma. Sin embargo, Napoli deberá competir con el gigante Inter, que está dispuesto a plantear un verdadero derby para asegurarse la presencia del exfutbolista de River.

Artículos relacionados