thumbnail Hola,

El equipo de Milán sigue construyendo su nuevo proyecto y tendrá como eje central del mediocampo a Kovacic y los sacrificados podrían ser Guarín y el argentino.

Tras una campaña irregular y llena de altibajos, Inter sigue construyendo un nuevo proyecto en busca de mejores logros deportivos. El equipo que dirige Walter Mazzarri, además de buscar refuerzos, quiere construir un equipo a partir de una base joven, donde, sin grandes figuras, se logren mejores resultados, algo que parece no ser favorable para el argentino Ricky Álvarez.  

A partir de esto, Mateo Kovacic se ha convertido en un jugador fundamental. El croata, que no figuró desde el comienzo en los planes de Mazzarri, demostró en los últimos partidos tener la polivalencia necesaria para ser clave en el centro del campo, tal como sucedió frente a Napoli y Lazio, lo cual le quitaría espacio en el equipo a Álvarez y a Fredy Guarín.

Entonces, aunque Kovacic esté en el radar de Liverpool y Manchester United, según informa La Gazzetta dello Sport, la idea del equipo italiano es que se quede. Mientras que Guarín y Álvarez podrían emigrar, ya que perder a Hernanes no está entre los planes debido a que fue la última gran contratación del equipo.

El caso del argentino es llamativo, pues fue perdiendo la carrera a medida que el año fue avanzando y, aunque era titular en algunos partidos, Kovacic tomó ventaja para ocupar ese sector de la cancha. Por eso, pese a tener contrato hasta 2016, aún no se ha firmado su renovación y el interés de Atlético de Madrid parece cada vez más concreto.

En cuanto a Guarín, el volante finalmente se quedó en Inter tras la novela con Juventus. Chelsea también intentó llevarlo a Londres, pero no se logró llegar a un acuerdo entre los clubes, por lo que tendrá que esperar su oportunidad o ver si en el mercado que se viene encuentra alguna alternativas para salir.

Artículos relacionados