thumbnail Hola,

David Barcos, hermano y representante del jugador, reconoció el interés del Xeneize en el delantero de Gremio y dijo que les "mueve el piso una oferta de un club tan importante".

Parece que los dirigentes de Boca escucharon lo que viene diciendo Carlos Bianchi sobre la falta de definición y pusieron manos a la obra. Si bien el objetivo es complicado, ya tienen en carpeta a Hernán Barcos, actualmente en Gremio, y ahora deberán convencer, no sólo al jugador, sino también al club, de que lo dejen salir.

"Llamaron algunos directivos para ver las posibilidades. Tiene contrato hasta diciemebre de 2015. Él está bien en Gremio, el club cumple y es un mercado competitivo. Está cómodo en el grupo, es el capitán y está contento", dijo David Barcos, su hermano y representante. Y agregó: "Recibir un llamado de un club tan importante nos mueve el piso, la puerta no está cerrada. Depende qué planteo hagan con el club brasileño".

Al margen de la poca cantidad de goles que ha convertido el Xeneize en el semestre, Emmanuel Gigliotti necesita competencia. Claudio Riaño, hasta ahora, no dio la talla y su contrato vence el 30 de junio, por lo que, además, se quedaría sin suplente. Con la vuelta de Lucas Viatri descartada y lo de Mauro Zárate desechado, lo de Barcos comienza a tomar fuerza, aunque el impedimento sería principalmente económico, debido al sueldo que el futbolista gana en Brasil.

"En Racing y en el Huracán de Cappa no tuvo la explosión que tuvo en Liga. Tiene la materia pendiente de demostrar en el fútbol argentino", comentó su hermano. ¿Tendrá una tercera oportunidad?

Relacionados