thumbnail Hola,

El equipo parmesano trabaja para encontrar al reemplazante del delantero cuyo contrato acaba en junio y el jugador de Inter podría ser el indicado.

EXCLUSIVO

Parma está en auge y lo evidencia ya la planificación de la próxima temporada junto a Roberto Donadoni, técnico casi intocable ahora en Emilia, con el club dispuesto a ampliar aún más su relación contractual. En el centro de todo, en esta incipiente primavera, hay asuntos ofensivos por resolver: Cassano sigue siendo un enigma, Giovinco, una expresión de deseo, y Amauri sería cedido ya que el jugador prefiere un lugar donde poder jugar regularmente, por lo que también evalúa un eventual retorno a su patria.

Con estos antecedentes, es evidente que los Duques están buscando un jugador del centro hacia adelante, más teniendo en cuenta las posibles ventas de Paletta, Parolo y Biabiany (será difícil retenerlo un año más). El objetivo, entonces, es una persona concreta: Mauro Icardi, el argentino que atraviesa su primer año en el neroazzurro después de la explosión en la Sampdoria, entre altas y bajas que suelen ser alimentadas por rumores sobre su vida personal.

A Pietro Leonardi, manager de Parma, le gustaría conseguir la mitad del pase del jugador, y el primer movimiento llegó con el pedido oficial al Inter. Parma podría incluir en la negociación al joven Alberto Cerri, estrella del equipo Primavera (juvenil) y que ya lleva un tiempo en las selecciones juveniles italianas.

Para Icardi, entonces, las puertas están abiertas, porque la posibilidad de una copropiedad del pase entre ambos clubes ayuda a calmar los estados financieros y tal vez incluso a cancelar la deuda por la que sigue insistiendo el Parma al club milanés, tras comprar al juvenil argelino Ishak Belfodil. Por ende, no es imposible pensar en un Icardi que pueda seguir los pasos de los grandes delanteros del Parma.

Artículos relacionados