thumbnail Hola,

La semana pasada, intermediarios alemanes sondearon el terreno por Arturo Vidal, pero la Juventus continúa firme en su postura de retener al chileno.

EXCLUSIVA

Vestir la camiseta del Bayern Munich, en un periodo histórico lleno de logros y records en Alemania y Europa, es complicado para un jugador que no tenga como objetivo ganarlo todo. De hecho, futbolistas como Robert Lewandowski no dudaron en firmar con el club bávaro y dejar sin un nueve al Borussia Dortmund.

El Bayern posee un poderío económico que tienen pocos rivales, reforzado por un gran atractivo internacional que le asegura conseguir las figuras de mayor calidad en Europa. Sin embargo, el club alemán busca siempre elevar la vara de exigencia. Con la llegada de Pep Guardiola, la intención de los directivos del Allianz Arena es alcanzar la perfección, que casi se tocó con en la campaña pasada con Jupp Heynckes, un ídolo en Munich.

El club alemán piensa cada temporada aspectos innovadores para incrementar la calidad y busca constantemente nuevas motivaciones, el ingrediente fundamental para alargar la racha victoriosa.

Arturo Vidal, por ejemplo, entra dentro de las ambiciones de la directiva comandada por Karl-Heinz Rummenigge, con un perfil muy cortejado en los últimos años por la afición del Bayern. No obstante, a la Juventus no paran de llegarles propuestas para el chileno. Y los intermediarios alemanes han intentado abrir las negociaciones, hasta el momento sin éxito.

El mediocampista de 26 años quiere quedarse en Turín, y la Vecchia Signora no tiene intenciones de desprenderse de una pieza clave. Pero obviamente, cuando arranque el mercado estival, y pese al discurso del jugador y del club, lloverán las ofertas para contratarlo.

Beppe Marotta y Fabio Gremio se aseguraron la continuidad de Vidal hasta el 30 de junio de 2017, a pesar de las ofertas de clubes como el Real Madrid, con Florentino Pérez a la cabeza, dispuesto a cumplir con cifras desorbitadas con tal de llevárselo al Bernabeu.

Pero queda claro, la Juventus quiere seguir compitiendo en la primera línea del fútbol europeo y para eso es necesario conservar a uno de sos mejores jugadores. Y sobre todo, quiere hacer feliz a Antonio Conte, el hombre que llevó al club italiano a lo más alto. Una vez más, para el deleite de la hinchada de Turín, el Bayern Munich tendrá que cambiar de objetivo.

Artículos relacionados