thumbnail Hola,

Alguna vez llamado "el nuevo Zidane", el marroquí ya empezó a ganar seguidores y es la nueva figura en Milan. Esta es la historia de un jugador que puede cambiar cualquier equipo.

ADEL TAARABT | La ficha
http://u.goal.com/367600/367654_hp.jpg Club Fulham (a préstamo de QPR)
Posición enganche
Fecha de nacimiento
24 mayo 1989
Altura / peso 180 cm / 84 kg
Nacionalidad Marroquí
Cómo quién juega J. R. Riquelme / Gio Moreno

Es un jugador contradictorio. Es tan bueno y tan hábil como conflictivo y lagunero. Un talento puro, de esos que generan amor, mezclado con caprichos que pueden hacer que pida el cambio porque está jugando mal. Es Adel Taarabt, un marroquí de 24 años que hace casi un mes llegó a Milan proveniente de QPR (aunque estaba a préstamo en Fulham) y ya se consolida como uno de los mejores del equipo.

UN ARTISTA CALLEJERO - Se formó en las inferiores de Lens, en Francia, y desde que llegó, todos los agentes entendieron que era la joyita para cazar de bien joven. En estos años, ya apareció en la agenda de otros equipos italianos como Lazio y Juventus y en ingleses como Manchester United y Arsenal. Por uno u otro motivo -ya mencionado antes- nunca se concretó desde que debutó en Ligue 1 en 2006. Hasta ahora.

Cuando llegó a Tottenham, en 2007, el entrenador del momento, Martin Jol, dio una definición sobre el jugador que se sigue adaptando a su actualidad. "Con la pelota al pie no creo que haya nadie mejor que él en Inglaterra. Es un mago, si aprende a jugar con sus compañeros, será nuestro Ginola (un francés que la rompió en los Spurs)". Pasó de ser el "nuevo Zidane" al "Cristiano Ronaldo marroquí", pasando por aquel comentario de Harry Redknapp que, en 2011, dijo que "tiene el talento de Paolo Di Canio". Pasó por ser un jugador "con cosas de Maradona" y las comparaciones podrían seguir.

Tacos, rabonas, caños, pases sin mirar, slaloms y otros gestos técnicos son los que más se destacan de Taarabt, con una infancia transcurrida en las calles de Berre-l'Étang, a pocos kilómetros de Marsella.

El vicio de hacer un lujo incluso cuando no hace falta lo lleva a perder pelotas en la mitad de la cancha y ese es un punto que ha mejorado desde su llegada a Italia. Aunque no hay que olvidar que fue eso, entre otras cosas ya descriptas, lo que enamoró a los hinchas de QPR, un equipo de Londres, que ahora busca repetir el ascenso a Premier League que consiguiera en 2011, justamente de la mano de 19 goles y 19 asistencias con el sello de Adel Taarabt.

TAARABT IS TOO GOOD FOR YOU - El marroquí obtuvo el premio al mejor jugador del torneo, pero no imaginó lo que sería la vida en la Premier League con un QPR en constante cambio.

Se transformó en un ser irregular y se disipó un poco ese amor que le profesaban los hinchas. Al punto que empezó a tener problemas con técnicos y compañeros de equipo. Ni hablar del día en el que lo sacaron en el entretiempo en el clásico contra Fulham, de visitante, y al rato, mientras aún se jugaba el partido, lo encontraron en la puerta de un pub de la zona. Lo más gracioso es que viajó en colectivo. El partido, para colmo de males, terminó 6-0 en contra. 

Entre llegadas tarde e indisciplinas, se armó una colección de multas y castigos. Se peleó con el DT Warnock -que lo había hecho explotar-, luego con Mark Hughes y, finalmente, con Harry Redknapp, hasta que lo sacaron del equipo y lo mandaron a préstamo a Fulham. 

¿Y LA SELECCIÓN? - Marroquí de nacimiento pero criado en Francia, Adel eligió jugar para la Selección de Marruecos, incluso luego de haber jugador para les Bleus hasta el sub 18. Obviamente, también se peleó con los diversos entrenadores hasta que pidió perdón en varios idiomas y volvió en octubre de 2013 en un amistoso contra Sudáfrica. Si todo sale bien, jugará en la Copa de África en 2015.

Es un musulmán practicante y hasta mostró una remera que decía "Yo amo a Alá" para festejar un gol. Repitió una y otra vez que "los musulmanes no tomamos alcohol, no fumamos, básicamente llevamos una vida saludable, más profesional". Pero... en 2012 apareció en una foto con su amigo Marouane Chamakh fumando narguile (también conocido como shisha).

http://u.goal.com/367500/367506hp2.jpg

SU LLEGADA A MILAN
- Aunque no usa la 10, porque ya la tiene Keisuke Honda, Taarabt se ha convertido en un jugador clave para el 4-2-3-1 que Seedorf ha planteado en los últimos partidos, jugando por izquierda en tres de ellos y haciéndolo por derecha frente a Atlético de Madrid, por la Champions League. Ejecutando algo parecido a lo que hacía en QPR, donde Taarabt dio lo mejor partiendo desde la izquierda y llegando al medio para pegarle de afuera del área o tirar pases en cortada. Aunque él prefiere jugar de enganche, bien suelto.

Asimismo, Taarabt ha conseguido dos anotaciones en los cuatro partidos que ha disputado, el primero ante Napoli, a los siete minutos de su debut y el segundo, para abrir la cuenta, frente a Sampdoria, en la victoria del equipo de Seedorf como visitante en el día de hoy. A lo cual habría que sumar la confianza que le ha dado el técnico holandés, quien lo ha situado como titular indiscutible, sin sustituirlo en ninguno de los partidos que ha disputado.

Por eso, con estas actuaciones y teniendo en cuenta todos los nombres que están en el ataque de Milan, sumados a Kaká, El Shaarawy y los aportes desde el mediocampo de Essien y Montolivo, hacen ilusionar a cualquier hincha Rossonero. Adel Taarabt, la estrella que brilla en medio del oscuro presente del equipo de San Siro.

Artículos relacionados