thumbnail Hola,

El Xeneize busca defensores, aunque le faltó gol. El Millonario, delanteros, aunque también tiene problemas defensivos. ¿Revisionismo histórico o huecos imposibles de tapar?

Casualmente o no, tanto Carlos Bianchi como Ramón Díaz hicieron un pedido claro para mejorar las flojas campañas que realizaron a lo largo del año: dos defensores, para el Virrey, dos delanteros, para el Pelado. Es que ambos técnicos consideran que las grandes debilidades de sus equipos están en esos sectores de la cancha, aunque los números muestren que también sufren en las zonas opuestas.

Bianchi se cansó durante algunos meses de pedir mayor contundencia a la hora de definir. Claro, Boca generaba suficientes chances de gol, pero después terminaba perdiendo, sufriendo o ganando por una diferencia menor de la que el técnico consideraba que era la merecida. Posiblemente, si no hubiese sido por esos dos meses brillantes de Emmanuel Gigliotti, en los cuales se ganó el puesto y convirtió siete goles seguidos, el Xeneize hubiese terminado aún más abajo en la tabla.

El Millonario realizó una de las campañas más flojas en cuanto a goles de su historia, lo que marca la lógica del pedido del técnico: tan sólo 12 tantos en 19 encuentros. Pero, ¿y en contra? El arco de Marcelo Barovero, figura indiscutida de este semestre, cayó en 24 oportunidades (exactamente las mismas que Boca). Además, Ramón Díaz jamás encontró a lo largo del campeonato una continuidad en los jugadores que colocó en su defensa.

Ni Hernán Grana, Paolo Goltz, Sebastián Domínguez ni Juan Forlín le darán al Xeneize la potencia ofensiva que necesita, como tampoco Ignacio Scocco o Fernando Cavenaghi podrán resolver los problemas defensivos del Millonario. En el medio, una dirigencia nueva que quiere hacer renacer al club para volver a ser, por un lado, y, por el otro, una que está en el medio de su gestión y aún no consiguió ningún logro significativo, a pesar del dinero invertido.

Revisionismo histórico, tal vez. Pero además Boca y River se hunden en un barco que tiene demasiados huecos y pocos corchos para taparlos.

Encuesta del día

¿Cuál fue el mejor pase del 2013?

Artículos relacionados