thumbnail Hola,

Carlos Bianchi tiene decidido reforzar su grupo de profesionales con un marcador central y el regreso de Juan Forlín pareciera ser la opción más viable para el Xeneize.

Si bien todavía falta una semana para la Navidad, el entrenador de Boca, Carlos Bianchi, ya eligió uno de sus regalos. Consciente de los problemas defensivos que evidenció su equipo en 2013, el Virrey sabe que para jerarquizar su plantel con vistas al Torneo Final deberá reforzar la última línea y, en particular, la zaga central. Por eso, el DT les manifestó su pedido a los dirigentes, que se abocaron a las negociaciones en los últimos días.

La prioridad es clara: Paolo Goltz. El ex-Huracán, figura del Lanús campeón de la Copa Sudamericana, atraviesa el mejor momento de su carrera y es la principal alternativa, aunque no será sencilla su llegada. Para contratarlo, el Xeneize deberá desembolsar U$S 3 millones, una cifra muy elevada para el fútbol argentino y más aún para un defensor. Al respecto, el presidente granate, Alejandro Marón, expresó en diálogo con Fox Sports que no tienen "la necesidad imperiosa de vender", pero que si llega una oferta concreta la consultarán con el jugador y el cuerpo técnico.

Similar es el caso de Sebastián Domínguez, otro de los apuntados por Bianchi, cuyo pase pertenece a Vélez, que no suele vender al mercado local para no reforzar a sus rivales. Ninguno de los dos está descartado, pero sus desembarcos en La Ribera serán realmente complicados.

Ante esta situación, y mientras se avanza por la contratación del lateral derecho Hernán Grana, la opción más viable para el puesto de marcador central pareciera ser Juan Forlín. El santafesino de 25 años, que formó parte del plantel de Boca que ganó el Apertura 2008, llegaría a préstamo desde Al-Rayyan, del fútbol de Qatar, y el club evitaría así tener que abonar una suma demasiado alta por una transferencia.

En los próximos días habrá novedades y está claro que llegará a La Bombonera un nuevo zaguero. Resta saber cuánto se esforzará la dirigencia para cumplir el deseo del técnico, que busca armar el equipo de atrás hacia adelante.

Artículos relacionados