thumbnail Hola,

Goleador espectacular moldeado en su país y consolidado en el Calcio, el uruguayo llegó a Paris Saint Germain a cambio de una cifra récord: 90 millones de dólares.

Sin dudas, Napoli fue el summún de la carrera del uruguayo Edinson Cavani. El delantero llegó al club a principios de 2010, proveniente desde Palermo a cambio de 23 millones de dólares, y convirtió 104 goles en tres temporadas jugando para este equipo. A mediados de este año, los italianos lo vendieron en una cifra récord al fútbol francés. Por eso integra el listado de los diez pases más caros de 2013.

La destacada labor en el equipo del Sur de Italia llevó su nombre a la órbita de los equipos más poderosos del mundo. Cada gol era una prueba que pasaba. En 2012, Napoli recibió una oferta multimillonaria de Zenit para contratar a Cavani. Los rusos ofrecían más de 80 millones de dólares por su pase, pero el presidente de los italianos, Aurelio De Laurentiis, había dicho que su futbolista estrella era intransferible. De hecho, el máximo directivo se vio obligado a volar hasta Cardiff, donde Uruguay tenía su búnker en los últimos Juegos Olímpicos, Londres 2012, para persuadir al futbolista que firmara un nuevo contrato que incluía una cláusula de rescisión mucho más elevada.

Un año después, la postura de De Laurentiis era otra, pero igualmente tenaz: Cavani estaba en venta, únicamente al precio pactado en la nueva cláusula: 90 millones de dólares. El presidente no quería pasar a la historia como el hombre que dejó ir a una de las máximas glorias modernas del club.

Así aumentó el precio del uruguayo
u$s2.3m Danubio - Palermo (2007)
u$s23m

Palermo - Napoli (2010)*

u$s64.5m

Napoli - PSG (2013)

*Terminaron de pagar el pase en 2011.

Con Cavani en el mercado, los llamados no cesaron. Chelsea y Manchester City mostraron interés por sus goles. Los Ciudadanos entablaron diálogos con Napoli pero nunca llegaron a un acuerdo. En principio, los italianos pretendían que el club inglés pagara 60 millones de dólares más el pase de Edin Dzeko, pero los clubes nunca coincidieron en la tasación del delantero bosnio.

El futbolista aprovechó los rumores de venta para reclamar una nueva mejora salarial. Cavani también intentó atraer el interés de Real Madrid, al declarar que “sería un sueño” que un club como este se fijara en él. Los españoles no se dejaron intimidar por estas palabras y ni siquiera hicieron una oferta formal por su pase. La llegada de Manuel Pellegrini al City le cerró las puertas de emigrar a este equipo. El entrenador chileno les dijo a los directivos que en vez de destinar tantos millones por un solo futbolista, invirtieran ese dinero en Álvaro Negredo y Stevan Jovetic.

El interés de Chelsea se desinfló de manera similar a lo que ocurrió con el City en primera instancia. De Laurentiis les había pedido a los ingleses una suma importante de dinero más el pase del español Fernando Torres. Finalmente, las partes no se pusieron de acuerdo en el precio que representaba el pase del español. El club londinense ofreció una cifra inferior a lo que decía la cláusula de rescisión. El presidente italiano mantuvo su postura e incrementó su fama de hombre complicado para hacer negocios.

Paris Saint-Germain, que hasta entonces se había mantenido al margen, fue a la carga por Cavani, impulsado por el poderío de sus petrodólares. El director deportivo del club francés, el brasileño Leonardo, se reunió con De Laurentiis en Roma y le comunicó que PSG estaba dispuesto a pagar lo que Napoli pedía por Cavani.

En Goal, ya hemos discutido el asunto, ¿se justifica pagar tanto dinero por un futbolista? El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, opina que es muy difícil definir si un futbolista vale tantos millones como los clubes dueños de sus pases determinan en las cláusulas de rescisión.

“Es muy complicado determinar cuál es el precio de una figura como Cavani. Pero en el fútbol hay muchos empresarios dispuestos a pagar esas sumas de dinero”, explicó el máximo directivo de la AUF. Y agregó: “Es mucho más sencillo invertir en un futbolista de fama mundial que en uno que por ahí no se conoce tanto. No importa el nivel que en ese momento tenga la figura por la que se invierte”.

“Cavani es un jugador completo, que cualquier entrenador querría tener. Es goleador pero sabe tirarse atrás y jugar, ayudar a los mediocampistas”, cerró Bauzá.

Artículos relacionados