thumbnail Hola,

Silvana y Ramiro, madre y hermano de Rogelio Funes Mori, salieron en defensa del que será delantero de Benfica y quien negó considerarse "un perdedor".

El camino de Rogelio Funes Mori por River fue traumático prácticamente desde su inicio como gran promesa por la que Daniel Passarella pedía millones de dólares, que con el correr de los partidos muchos consideraron que defraudó, hasta un final a plena burla por sus goles errados y separado del plantel por no renovar su contrato. Hoy, a punto de incorporarse a Benfica, quiere alejarse de ese círculo vicioso que claramente atentó contra su carrera.

Y en la familia siempre hay un refugio de apoyo incondicional, como el que expresaron en las últimas horas su mamá Silvana y su hermano Ramiro, quien luego de la salida del delantero fue reincorporado a los entrenamientos del plantel superior.

Su madre habló en el programa "Bola Branca", de Radio Renascença de Portugal, donde contó que tras abrazarlo previo al viaje, Rogelio le dijo que "me tengo que ir porque no soy un perdedor. Lo sabés pero es la forma en la que piensan de mí. Entonces le voy a mostrar a toda esa gente quién es Funes Mori".

Y ya desde su óptica, analizó que "todo lo que pasó con Rogelio lo hizo más fuerte, ha madurado y lo hizo crecer. Tuvo momentos altos en River, porque cuando descendió, él fue uno de los que se debía el regreso a Primera".

En el mismo sentido habló su mellizo Ramiro con Radio La Red, al afirmar que "no le tocaba marcar goles pero futbolísticamente andaba bien, no tuvo suerte". Y añadió que más allá de las bromas, "nunca le faltaron el respeto. la gente lo queria mucho. Cuando salíamos no lo puteaban, le sacaban fotos".

Rogelio Funes Mori es esperado en Lisboa para pasar la revisión médica y sumarse al plantel de Benfica, al que llega a cambio de 2.7 millones de dólares y el regreso de Rodrigo Mora a Núñez, gracias a la intermediación de un grupo empresario.

Artículos relacionados