thumbnail Hola,

Los dos tienen acordadas de palabra sus llegadas al equipo de Ramón Díaz. El DT no se conforma: necesita un punta que supla las bajas de Iturbe y Mora.

Una historia de largo aliento. Un pedido que se hizo en enero, cuando Ramón Díaz asumía formalmente su tercer ciclo como entrenador de River. Jonathan Fabbro, el enganche señalado por el riojano, está muy cerquita de dejar de ser eso, un deseo del DT. Solo faltan detalles para que se convierta en nuevo refuerzo del equipo.

El volante de la Selección paraguaya llega a préstamo con una opción de compra de 2 millones de dólares. La negociación de la deuda que Cerro Porteño tiene con el futbolista es lo que por el momento demora el anuncio de su incorporación a la pretemporada del Millonario, en Salta.

Jonathan y Cerro Porteño resignaron algo de dinero, cerramos el acuerdo con River y sólo falta un ida y vuelta de papeles. Pero lo importante es que está todo arreglado y se va a cumplir su sueño de jugar en River”, le contó Darío Fabbro, hermano y representante del jugador, al diario Clarín.

La llegada de Fabbro podría suponer un problema para Manuel Lanzini. El juvenil concluyó en Torneo Final en gran nivel. Y, en líneas generales, cumplió con el desafío de ser el enganche de River en el último semestre. El peso de la camiseta número 10, para sus 19 años, no fue un trauma ni mucho menos. Ramón Díaz, adepto a jugar con un creador y dos delanteros delante suyo, sin embargo, podría recurrir a ubicar a Lanzini como mediapunta. De hecho, en ocasiones, lo hizo. Esta posibilidad está supeditada a la llegada o no de un delantero. Por ahora, la chance de ver a Teo Gutiérrez con la camiseta de River parece muy lejana.

Otro de los que acordó, también de palabra, su llegada a Núñez es el colombiano Carlos Carbonero. En las próximas horas firmará su contrato, a préstamo por un año también con una opción de compra.

Relacionados