thumbnail Hola,

El paraguayo, intimado por los chinos a pagarles un resarcimiento millonario por haberse ausentado a las prácticas, acusó al club de incumplimiento de contrato y elusión fiscal.

Escándalo en curso. De un lado, Lucas Barrios, el delantero argentino nacionalizado paraguayo que suena como refuerzo para River. Del otro, el dueño de su pase, el FC Guangzhou Evergrande de China. En el medio, un reclamo millonario y la posibilidad de que intervenga la FIFA.

Los directivos del equipo chino, cuyo entrenador es el italiano Marcello Lippi, le reclaman al futbolista paraguayo un resarcimiento de 32,5 millones de dólares por haberse ausentado a los entrenamientos. Y le exigen a la FIFA que suspenda por seis meses a Barrios, quien les respondió este miércoles en una carta publicada en su página oficial. Según su palabra, la ruptura del contrato con el Guangzhou se debe al incumplimiento del contrato por parte del club asiático.

''La causa de la ruptura contractual trasciende, por su gravedad, el marco estrictamente laboral para incursionar en ámbitos de infracciones penales y tributarias en que ustedes han incurrido en claro perjuicio de mi parte’’, se lee en el sitio web del delantero.

En el mismo comunicado Barrios denuncia una triangulación entre el club dueño de su pase, la agencia Kirin Soccer y la sociedad Western Mountain Investments Limited. ''He dejado clara constancia, al invocar la causa de la ruptura, de la interposición fraudulenta de sociedad extranjera de paraíso fiscal ajena a mi parte y vinculada al club". Y agrega: ''Esta conducta no solo ha provocado un perjuicio patrimonial a mi parte quitándome un monto sustancial de la retribución global acordada en la contratación, sino que además configura una maniobra de elusión fiscal''.

El cortocircuito se remonta a la última jornada de Eliminatorias sudamericanas. El futbolista viajó con su selección para disputar el partido frente a Chile, en Santiago. Desde entonces se mantuvo fuera de China hasta el viernes pasado, cuando regresó alertado por los avisos de los directivos. Su equipo, al que arribó en 2012, es el vigente campeón de la Superliga y lidera la actual edición de este certamen. Desde el Guangzhou calificaron como ''ridícula'' la carta publicada por Barrios.

''En ejercicio del derecho a trabajar de todo futbolista, cuyo pleno reconocimiento es una práctica constante de FIFA, continuaré mi carrera profesional en otro club que se encuentre interesado en mi prestación deportiva'', cierra el comunicado. El delantero, tal como Goal lo consultó con su representante, tiene intenciones de regresar a la Bundesliga, aunque en las últimas horas dejó ver su entusiasmo por la chance de llegar a River.

Artículos relacionados