thumbnail Hola,

Gigliotti desechó la chance de jugar en el fútbol mexicano y le abrió las puertas a Boca. García Aspe, dirigente de Pumas, aseguró que rompieron un documento firmado.

El futuro de Emmanuel Gigliotti parecía estar sellado para ser jugador de Pumas de UNAM, con quien incluso se hablaba de un preacuerdo firmado. De esta forma Boca, que también estaba interesado, empezaba a pensar en otros delanteros. Sin embargo, las chances Xeneizes resurgieron al escuchar cómo el delantero desechaba la oferta del fútbol mexicano.

Según una entrevista brindada al Diario Récord, el Animal dijo que "quiero por favor aclarar para la gente en México que Pumas ha hecho un esfuerzo muy grande, estoy completamente agradecido, pero la decisión es totalmente mía. Sé lo que es Pumas y sé de los esfuerzos, por eso estoy tan agradecido".

"Me gustaría reiterar que el señor García Aspe ha hecho un esfuerzo muy grande, pero repito la decisión fue mía, y también que se sepa que no había un precontrato", completó el atacante de pasado en San Lorenzo, aclarando que no quiere jugar en México. De esta forma, ahora sí están las puertas abiertas para que recale en el conjunto de Carlos Bianchi, algo que ayer parecía imposible.

La respuesta de Alberto García Aspe no se demoró. En el programa de radio de Fox Sports, afirmó que "se había arreglado todo con un precontrato. Se venía siguiendo de seis meses atrás. Entiendo la decisión del jugador pero no la comparto porque también hay responsabilidades. Teníamos papeles firmados".

La bronca del exjugador de River y la Selección de México no estaba dirigida hacia el jugador, aunque aclaró que el departamento jurídico se ocupará del caso del precontrato roto en FIFA. "Boca sabía que había un convenio e igual Bianchi y su hijo que no sé qué hace ahí lo convencieron, le ofrecieron de todo. Habíamos hecho un trabajo serio", finalizó el dirigente.

Artículos relacionados