thumbnail Hola,

El delantero uruguayo, pretendido por varios de los principales clubes de Europa, podría continuar en Italia si ningún equipo paga su elevada cláusula de rescisión.

Edinson Cavani es una de las figuras más buscadas en este mercado de pases. Los rumores están a la orden del día y clubes de la talla del Paris Saint Germain, el Real Madrid y el Chelsea son los señalados para quedarse con el hombre de punta charrúa, que convirtió nada menos que 102 goles en 124 partidos disputados en el elenco azzurri.

Sin embargo, el que pareciera haber puesto todas las fichas para la contratación de Cavani es el Manchester City, aunque la operación no será sencilla. En la jornada de hoy, el presidente del club italiano, Aurelio De Laurentiis, reconoció el interés, al mismo tiempo que sostuvo que sólo se concretará el traspaso si los ingleses abonan la cláusula de rescisión y eso resulta complicado: "El City dijo que no puede pagar los €63 millones, salvo que vendan primero a algunos futbolistas".

A su vez, el mandamás del conjunto napolitano no le cerró la puerta a la opción de incluir jugadores como parte de pago, pero se refirió al caso de Edin Dzeko con cierta desconfianza: "Ya no es lo que era antes. No fue titular la temporada pasada y no estuvo a la altura de lo que hizo en la Bundesliga (con el Wolfsburg)".

En cuanto al resto de las posibilidades del delantero para emigrar de la institución, De Laurentiis contó que nadie del Chelsea se contactó con él y que sólo fueron trascendidos, mientras que sobre su potencial transferencia a la Casa Blanca admitió: "Sus palabras sobre que jugar allí sería un sueño fueron sacadas de contexto, pero es cierto que una propuesta del Real Madrid sería difícil de rechazar".

El que también hizo referencia el tema en cuestión fue el flamante entrenador, Rafael Benítez: "Todos hablan de él porque es un jugador importante. Estamos felices de que esté con nosotros por ahora y espero que pueda permanecer aquí".

El español contó que charló con Cavani por mensaje de texto, aunque lo cierto es que al atacante le quedan cuatro años de vínculo con el Nápoli y él mismo aclaró que no tomará ninguna resolución sobre su futuro hasta tanto no finalice la Copa Confederaciones, que está disputando con la camiseta de su país.

Artículos relacionados