thumbnail Hola,

Confirmados los alejamientos de Hauche y Centurión, en Avellaneda aceleran para hacerse con dos refuerzos para satisfacer el pedido de Luis Zubeldía.

Luego de que perdiera la pulseada por retener seis meses a Ricardo Centurión, transferido al Anzhi de la Liga Premier rusa, y de haberle cumplido el anhelo a Hauche de facilitarle una salida al fútbol europeo (jugará cedido en el Chievo Verona italiano), en Racing decidieron que era momento de interactuar en el mercado para incorporar jugadores. Al pedido original de Zubeldía, de sumar un volante central con juego, se le sumó la necesidad en ataque, donde el entrenador considera que, producto de las salidas, tiene un déficit.

Para el centro del campo, el apuntado fue siempre Mario Bolatti. El pase del cordobés parecía estar caído, pero se reflotó en las últimas horas, y actualmente está cerca de convertirse en refuerzo albiceleste. Los dirigentes de Racing tienen todo acordado con sus pares del Inter de Brasil, y solo resta que el jugador se defina por regresar a la Argentina. La operación se haría a préstamo por seis meses, con una opción de compra a favor de la Academia. A Bolatti se le respetaría el elevado contrato que percibe en el equipo de Porto Alegre.

Mientras tanto, por Valentín Viola la negociación también transcurre positivamente. Titín fue traspasado al Sporting de Lisboa en el invierno de 2012, por U$S 5 millones, y, al igual que Bolatti, desde su llegada no ha contado con muchos minutos de juego. Al delantero le seduce la posibilidad de regresar al equipo en el cual se formó, y eso allana el camino. La operación por el juvenil de 21 años se realizaría también a préstamo, pero sin opción de compra. Pese a que estos detalles no son los ideales para Racing, pero el apuro por reforzar la zona, y el poco tiempo disponible para la adaptación, hacen que el nombre de Viola sea el que más cierra a dirigencia y entrenador.

Artículos relacionados