thumbnail Hola,

El Demonio, gran figura en el verano argentino, logró que la dirigencia de Racing cumpla con su deseo y finalmente la oferta del Chievo fue aceptada.

Desde que llegó la oferta, Gabriel Hauche dejó en claro su postura. La palabra "oportunidad" salió de su boca cada vez que fue consultado al respecto. A los 27 años, el anhelo de probar suerte en el exterior sedujo al Deminio, y la dirigencia de Racing aceptó cumplir con su deseo. El delantero surgido de Temperley, que vistió la camiseta de la Academia en más de cien encuentros, continuará su carrera en el Chievo Verona de la Serie A italiana.

La operación relámpago que depositará al delantero en el calcio es a préstamo por seis meses, con un cargo de U$S 150.000, y una opción de compra fijada en U$S 1.500.000 por la mitad de la ficha (que es la parte que tiene Racing). Será el cuarto club en la carrera de Hauche, tras pasar también por Argentinos Juniors. Ahora, el problema pasa a estar en manos de Luis Zubeldía, quien ya había perdido a Centurión.

Para compensar, el entrenador pampeano apuntó dos nombres. El primero, Mario Bolatti, cuyas negociaciones se encuentran bastante encaminadas. Y el segundo, para suplir las bajas en ataque, el de un viejo conocido del club: Valentín Viola. El delantero, transferido hace poco al Sporting de Lisboa en U$S 5.000.000, no cuenta con muchos minutos en el club portugués, aunque la negociación se muestra igualmente difícil.

Artículos relacionados