thumbnail Hola,

El club blanco, en boca de Karanka, no cierra del todo la posibilidad de movimientos en el mercado de fichajes. El corresponsal del Real Madrid analiza las opciones.

Aitor Karanka salió a la sala de prensa de Valdebebas este viernes supliendo a José Mourinho, y el segundo técnico merengue no cerró la puerta a posibles movimientos en este próximo mercado invernal de fichajes. En su línea, el vasco no concretó nada. Ni quiénes podrían irse, ni quiénes podrían llegar, ni el grado de implicación del cuerpo técnico y el club en bucear en el mercado de fichajes. Sin embargo, sin necesidad de decir nada, hay dos jugadores que a todas luces podrían ser prescindibles en el actual esquema del Real Madrid: Carvalho y Kaká.

Por conveniencia de este mismo cuerpo técnico, el Real Madrid cuenta con una plantilla muy ajustada esta temporada, formada eso sí, por varios jugadores muy polivalentes, capaces de ampliar un fondo de armario numéricamente más reducido de lo que es en realidad. Es por ello mismo que en cuestión de fichajes, y pese a la plaga de lesiones en esta primera mitad de la campaña, contratar a algún jugador más parece totalmente accesorio. No se hizo en verano con un lateral diestro, y finalmente Nacho ocupó ese puesto, mostrándose suficientemente fiable como para no buscar más alternativas al respecto.

Sin embargo, en cuestión de salidas, el club blanco todavía tendría margen de movimiento con esos dos jugadores. Tanto con Carvalho como con Kaká. Ya en el mercado de verano se buscó un traspaso para ambos y no terminó de fructificar, y después de cuatro meses de competición, se ha visto que no habría tampoco mayores beneficios en que ambos abandonaran esa bandeja de salida.

En el caso de Carvalho, este mes de enero sería la última oportunidad para que el Real Madrid obtuviera algo de dinero por su traspaso, puesto que acaba contrato el próximo 30 de junio. Actualmente, el club merengue cuenta con cuatro centrales, más la posibilidad de incorporar incluso al propio Nacho Fernández, con lo que la ausencia del central luso no sería un problema capital en cuestiones de organización. Ni tampoco de prestaciones sobre el césped. Han sido tres partidos los que ha jugado Carvalho este curso, ante el Alcoyano y ante el Ajax, y se le ha visto a un nivel bastante por debajo de lo que exige el propio Real Madrid.

El caso de Kaká es ciertamente distinto. El brasileño no ha contado con muchos minutos el presente curso, y aunque no ha exhibido el nivel que el madridismo espera del brasileño, no se le puede negar que ha mostrado una muy buena actitud y predisposición, cuajando algunos partidos notables incluso. Asimismo, aunque ya están Ozil y Modric en la misma posición de mediapunta, los problemas que viene arrastrando Essien le otorgan un mayor protagonismo al resto de jugadores disponibles en esa zona del campo. Incluido el propio Kaká.

Sin embargo, el ‘8’ milita en el Real Madrid con el hándicap del alto sueldo que percibe. Demasiado, para las prestaciones que da sobre el césped. Una retribución que bien podría ser destinada mismamente a satisfacer a un Ronaldo que en el rectángulo de juego ha demostrado merecerse todo, o casi todo, lo que el club blanco le pueda dar. Lo que, en conjunto, evidentemente le hacen estar en la lista de posibles salidas. Pocos le echarían de menos. Igual que a Carvalho. Y el mercado de fichajes en ciernes sería la ocasión perfecta para poder reajustar la plantilla en este sentido.

Artículos relacionados