thumbnail Hola,

Napoli le haría lugar a Pablo Barrientos, quien ya no se siente cómodo en Catania. A cambio, los Sicilianos recibirían al chileno Eduardo Vargas. Todo se haría a préstamo.

Con la ventana de mercado a punto de abrirse, lo de Pablo César Barrientos, del Catania, ya es todo un caso. La ingenua expulsión del 'Pitu' ante el Milan fue la gota que colmó el vaso que, ahora, ya está lleno. De hecho, los hinchas, molestos por la pereza del jugador argentino, ya se imaginan un equipo sin él.

Los silbidos que acompañaron la salida del campo del número 28 rossazzurro sonaron a una despedida, a pesar de que el presidente Antonino Pulvirenti ha invitado al público a apoyar al jugador. Barrientos llegó a Catania con Lo Mónaco y siempre había sido un protegido, pero sus baja forma ya ha llegado a un límite para los hinchas.

La salida de Barrientos del club, sin embargo, no está tan clara hoy por hoy. Varios clubes aspiran a aprovechar el momento difícil y convencer al Catania de venderlo a un precio accesible. Uno de los que asoma, muy interesado, es el Napoli.

Los napolitanos luchan
por ganar el Scudetto y no les vendría nada mal una alternativa para Hamsik. La relación entre Catania y Napol es óptima, por lo que el 'Pitu' podría pasar a ser Azzurri a préstamo.

A cambio, el Catania pretende incluir en las negociaciones y tener hasta el final de la temporada Eduardo Vargas, atacante chileno que busca minutos en cancha y sería una alternativa viable a Bergessio.

Artículos relacionados