thumbnail Hola,

Román volvió, jugó los 90 minutos y el Bicho metió su segunda victoria consecutiva para quedar a un punto de Gimnasia de Jujuy, puntero en la Zona A.

Si bien Argentinos había vuelto a ganar después de que aquella victoria en la primera fecha, se notaba que lo extrañaba. Que necesitaba del diez, que se ausentó casi un mes por distintas lesiones. Y este miércoles, Juan Román Riquelme volvió a ponerse la camiseta del Bicho y volvió a ser eje del equipo, que metió su segunda victoria consecutiva ante Aldosivi y quedó a solo un punto de Gimnasia de Jujuy, los punteros de la Zona A.

Un gol le alcanzó al local para sumar de a tres nuevamente. El encargado esta vez no fue Román, pero sí un ex-Boca que comienza a ganar ritmo de juego: Diego Rivero. El volante recibió una asistencia de Castillejos, se metió en el área y definió cruzado ante la salida de Matías Vega, que no pudo hacer demasiado.

A partir de ahí, fue todo del equipo de Borghi, que anuló al Tiburón y no lo dejó llevar peligro al área de Gabbarini. Si bien en el segundo tiempo el conjunto de Mar del Plata fue a buscar el empate con un poco más de ímpetu, no pudo hacer demasiado. Apenas algunos remates y una que otra llegada sin demasiado peligro fue lo que debió sufrir la gente, que terminó festejando.

Al enganche se lo pudo ver bien, sin rastros de dolor por sus lesiones, movedizo, pero muy marcado. Le costó agarrar la pelota y mantenerla, porque enseguida lo cortaban con falta. Sin embargo, nuevamente mostró toda su calidad y dejó algunas pinceladas, con buenos pases y haciéndose cargo de cada ataque de su equipo.

Relacionados