thumbnail Hola,

La policía detuvo a 33 barras que portaban armas en las inmediaciones del estadio y en conjunto con la APreViDe decidieron que el partido entre el Rojo y el Tatengue no se juegue.

Durante toda la semana se habló sobre una posible pelea interna en la barrabrava de Independiente. La policía, avisada, hizo una pesquisa en los alrededores del estadio Libertadores de América y detuvo a 33 barras con armas de fuego y facas. El partido, claro, se suspendió.

Otra vez ganaron los violentos. Por suerte en esta ocasión el enfrentamiento no llegó a producirse, pero los que pagan el plato roto son los hinchas comunes, los que van a la cancha solo a ver a su equipo, y que hoy no podrán presenciar al Independiente de Omar De Felippe por culpa de la barrabrava.

Leandro Outon, vocero de la APreViDe, habló en TyC Sports y contó los motivos de la suspensión: "Se detuvieron 33 personas. Se encontraron armas, facas. La decisión de APreViDe y y de la policía es suspender el partido de las 21 entre Independiente y Unión".

Outon también les hizo un pedido a los simpatizantes del Rojo: "Pedimos que el hincha sano, común, que no tiene nada que ver, que no se acerque porque el partido se va a suspender".

Quién habló, también por TyC Sports, fue Oscar Boccalandro, el titular de la APreViDe: "La autoridad policial dice que se suspende. El operativo se hizo temprano y fue exitoso. No se puede jugar al fútbol en estas condiciones, lo determinó la policía y concuerdo. Ahora intentamos que la gente que se acercó, vuelva a su casa".


Artículos relacionados