thumbnail Hola,

Independiente jugó con un hombre más casi todo el partido, pero llegó al gol recién sobre el final, venció 1-0 ante Huracán y logró el primer triunfo del torneo.

Respira media Avellaneda. Es que después de seis fechas, Independiente finalmente logró el primer triunfo del torneo. Sufrió, sí, pero logró el desahogo que necesitaba para sacarse la presión de la espalda y empezar a transitar con más tranquilidad este duro camino en la B Nacional. El Globo aguantó todo lo que pudo con un hombre menos prácticamente desde el inicio, pero no pudo sostener el empate.

La primera mitad estuvo signada por la temprano expulsión de Arano. Huracán había empezado mejor, pero a los 9 minutos el lateral fue a disputar con una pelota con la pierna demasiado levantada y Pezzota no dudó en sacarle la roja. Por eso, Mohamed tuvo que sacrificar a Defederico y metió a Sotelo buscando equilibrio, pero perdió peso en ataque y también la pelota.

A partir de allí, Independiente empezó a manejar el partido, aunque con poca profundidad. Zapata desequilibró por derecha y tuvo una clara, tras una habilitación de Montenegro, pero el línea le cobró un off side inexistente; Villalba hizo lo propio por izquierda, pero no generó peligro y descuidó la marca; Menéndez estuvo demasiado solo arriba y Miranda no entró en el circuito de juego.

El equipo local apostó a la contra, aprovechando el flojo nivel de la defensa del Rojo, y tuvo la más clara de la etapa inicial: Leandro Caruso quedó mano a mano con Rodríguez, definió por arriba del arquero, que se estiró y llegó a despejar la pelota al córner.

En el segundo tiempo, Independiente salió decidido a buscar el partido. Hizo valer el hombre de más, se arriesgó, los laterales llegaron con más frecuencia y Montenegro tuvo algún intento aislado, pero el equipo no podía contra sus limitaciones. De Felippe metió a Parra buscando más opciones en ataque y apeló a la frescura de Pisano para desequilibrar, pero nada alcanzaba.

Y en los últimos minutos, el esfuerzo tuvo su recompensa. A los 43 minutos, Cáceres aprovechó un rebote de Pozo y marcó el tan ansiado gol que le permitió al Rojo conseguir su primera victoria. Más allá del hombre de más, Independiente mostró otra actitud y la coronó con un triunfo. La próxima fecha tendrá la chance de ratificarlo ante Banfield, uno de los protagonistas del torneo ¿Será un nuevo comienzo para el Rojo?

Artículos relacionados