El día que Román se puso la azul y oro por primera vez

El 10 de noviembre de 1996, Riquelme jugó su primer partido en Boca ante Unión en la Bombonera. Con apenas 18 años, aquella tarde mostró algunas pinceladas de calidad.

El 10 de noviembre no es un día más en la vida del Xeneize después de lo que ocurrió hace poco más de 18 años. Aquella tarde debutó Juan Román Riquelme con la camiseta de Boca y, casi como una premonición de lo que vendría después, la Bombonera le brindó un cariño especial.

Este domingo el ídolo más grande de la historia del Xeneize dijo adiós al fútbol, pero se acordó con una sonrisa de aquella primera vez: "Cuando llegué a Boca pensé que tenía que ir al vestuario de la Reserva, pero vino Pumpido y me dijo ‘vení que Carlos (Bilardo) quiere hablar con vos’ y me dijo ‘usted juega con nosotros’. Carlos me salvó la vida. Me pregunto dónde quería jugar y le dije que menos de arquero y defensor, en cualquier lado. Con Unión me hizo debutar de doble enganche y me dijo ‘A Latorre lo van a marcar así que parate en el otro lado’".

Fue ante Unión, en 1996. Ese día el 10 jugó un gran partido que generó algo pocas veces visto: en su debut, la hinchada de Boca coreó su nombre y lo ovacionó. Enganches, gambetas y toques sutiles… el estilo Riquelme se empezó a disfrutar en ese encuentro que el Xeneize ganó 2-0 con goles de Hugo Romeo Guerra y Fernando Cáceres.

A partir del debut, Román construyó una carrera gloriosa en el equipo de la Ribera. Seis títulos locales y cinco internacionales, con dos Libertadores y una Intercontinental incluidas, lo convirtieron en el dueño de la camiseta número '10' de Boca para siempre.

Hoy a sus 36 años no estará más en la que él llama "su casa", por lo menos como jugador, pero ya avisó que ahora irá como hincha y eligió a su preferido: "Yo solo pido que Pachi juegue. Carrizo es el mejor jugador que tiene Boca. Ojalá que él disfrute y que se dé cuenta de que juega para el club más grande. Ahora soy hincha y puedo opinar: Él tiene que ser titular".