thumbnail Hola,

Tras el clásico, siguen las repercusiones. El delantero de Racing se sumó a las críticas a Rapallini: "Inclinó la cancha, tuvo una pésima actuación". Aunque pidió "hacer el duel...

Diego Milito volvió a jugar un clásico de Avellaneda después de 10 años. Y el partido del delantero tuvo de todo: gol para darle el 1-0 parcial a su equipo y un desgarro en el bíceps de la pierna derecha que lo dejará al menos tres encuentros fuera de las canchas. "Hubo factores externos que nos hicieron perder el clásico. Me refiero directamente al árbitro (Fernando Rapallini) que inclinó la cancha y tuvo una pésima actuación", le dijo el delantero a la web oficial del club.

"Tengo una gran impotencia. En el primer gol de Independiente el árbitro me dice que hubo plancha mía. Se ve claramente que llego un metro antes a la pelota. Pero no fue sólo esa jugada puntual", siguió el exjugador de Inter sumándose a las críticas sobre el juez, que fue parado por el Colegio de Árbitros para dirigir en la próxima fecha. Aunque, después, el atacante bajó los decibeles: "Nos da mucha bronca haber perdido, pero creo que tenemos que seguir por este camino".

Por ahora, el camino que le queda al delantero es el de la kinesiología para poder recuperarse lo antes posible. "Voy a tratar de aportar desde mi lugar. No es lo mismo que jugar pero voy a intentar hablar mucho con mis compañeros. Hay que apoyar a los que van a jugar. Esto sigue", contó el punta de Racing y prometió: "Nosotros queremos ser protagonistas de este Torneo y ganar es la única forma de revertir la derrota en el clásico".

Ahora, Milito pidió pensar en el partido del próximo fin de semana ante Lanús. "Hay que dar vuelta la hoja, hacer el duelo rápido".

Artículos relacionados