thumbnail Hola,

El entrenador de Independiente asumió toda la culpa de la goleada sufrida como local ante Vélez que le ganó 4-0.

Tras la dura derrota por 4-0 ante Vélez como local por la tercera fecha del torneo, el entrenador de Independiente Sergio Omar Almirón se hizo cargo de todas las responsabilidades de la mala actuación de su equipo.

“El responsable soy yo, yo trabajo con ellos (los jugadores) y el que les dice cómo hay que jugar. Hay que trabajar. Cambiar esto. Es duro para los jugadores que entran a la cancha. Yo estoy bien, estoy fuerte. Apuesto a que el equipo mejore. Esto no quiere decir que nos vayamos a caer”, empezó la conferencia de prensa el técnico del Rojo.

Los de Avellaneda parecían que tenían todo controlado en los primeros minutos de juego, pero poco a poco fueron cayendo en su rendimiento: “Los primeros 25 minutos fueron muy buenos, después el equipo se quedó sin reacción. En los minutos finales del primer tiempo nos habían dado un aviso con varias llegadas. En el segundo tiempo ellos jugaron muy cómodos y nos ganaron en todos los sectores. Hoy no llegamos y cada vez que nos llegaron nos marcaron. No tuvimos reacción”, continuó con la dura autocrítica Almirón.

Sobre los cambios y el poco peso que tuvieron en el partido, el DT explicó que fue lo que buscó con ellos: “Pusimos a Pissini para que encare a Cubero, que estaba amonestado. Correa y Papa era el fuerte de ellos y algo que había previsto. Los cambios son responsabilidades mías, yo creía una cosa y después no se dio. El rival también juega. La salida de Droopy Gómez fue muy marcado que nos afecto. Puse a Pisano para que Papa no subiera más, pero bueno. Ellos son un equipo con mucho oficio”.

Para finalizar Almirón dijo que analizará de cambiar el sistema táctico porque cree que tienen “que estar más equilibrados” y dijo que “posiblemente preste más atención a la defensa”. Y cerró con la misma frase que comenzó “Es mi responsabilidad y después hablaré con los jugadores”.

Artículos relacionados