thumbnail Hola,

El entrenador aseguró que hizo "todo lo posible" para que Román siguiera en Boca pero que "un entrenador debe saber dónde está la frontera". Además, le deseó suerte en Argentinos.

Esta vez no esquivó el tema, ni cortó la charla de manera abrupta: Carlos Bianchi finalmente decidió hablar sobre la salida de Juan Román Riquelme de Boca y, lejos de buscar polémica, se mostró conciliador y elogioso con el Diez. "Estoy tranquilo con lo que intenté para que siguiera, pero un entrenador tiene que saber dónde está la frontera de algo. Siempre dije que Boca lo necesitaba y creo que eso era suficiente, hice todo lo posible para que se quedara", aseguró el Virrey.

"Si esperan que diga algo negativo de Román, no lo voy a hacer. Saben el sentimiento que tengo hacia él, vivimos muchos años juntos, aprendí mucho del ser humano y de valores que tiene bien anclados que me llevan a una admiración. Por eso le deseo que suba con Argentinos lo más rápido posible y siga demostrando en un campo de juego como solamente lo sabe hacer él", resumió el técnico, que también reconoció que con la salida del enganche su equipo deberá modificar la manera de jugar: "A Riquelme no se lo suplanta, es único. El día que deje de jugar, no habrá otro. Por eso mismo busco un carrilero, por la necesidad de cambiar el sistema de juego al no quedarse él. Antes podía decirse que el equipo dependía de Román, ahora depende de todos".

Si bien no dio el nombre del carrilero que busca, sí dio a entender que se trata del chileno José Fuenzalida: "Todavía estamos en el mercado, los nombres que se dicen son los que hay. Es uno solo". Además, se mostró conforme por los refuerzos que se sumaron al Xeneize: "Se adaptan bien los que llegaron. Son jóvenes. Hoy también se incorporó Chávez. El mundo del fútbol no es tan complicado, tenemos todos el mismo diálogo, tenemos las mismas ganas".

Por último, Bianchi se refirió a los objetivos que tendrá su Boca en el semestre que comenzará el sábado con el partido frente a Huracán por la Copa Argentina: "Renovarse es vivir, dicen. Creo que cada temporada, campeonato o copa es una esperanza. Tenemos la ilusión de hacer las cosas mejor que el torneo pasado. Sabemos que tenemos que jugar la Copa Libertadores el año que viene. Lo tenemos en la cabeza, es la mejor competición de todas".

Relacionados