thumbnail Hola,

Mauricio Macri se reunió con los presidentes de River, Boca, San Lorenzo y Vélez y les ofreció ayuda económica para establecer relaciones con el mercado del país asiático.

Como parte de una curiosa iniciativa, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se reunió en el palacio municipal con los mandatarios de cuatro de los clubes más representativos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y les ofreció ayuda para contratar jugadores procedentes de China. Según el líder político del PRO, la intención del GCBA es "construir relaciones y cercanía con un país con el que tenemos grandes posibilidades de complementarnos".

A la cita asistieron Rodolfo D'Onofrio (River), Daniel Angelici (Boca), Matías Lammens (San Lorenzo) y Miguel Angel Calello (Vélez), quienes se mostraron entusiasmados con la posibilidad de extender las fronteras de sus clubes a un mercado hasta ahora desconocido.

"Siempre dije que teníamos que tener un jugador chino, desde la época en que estaba en campaña", aseguró el presidente del Millonario, mientras que su colega xeneize, afín al gobierno macrista, agregó: "Vamos a hacer el mayor esfuerzo para tener un jugador chino, ya que se trata de un mercado muy importante y queremos que nuestra camiseta siga estando en todo el mundo".

Por su parte, el mandatario del Ciclón remarcó la importancia de la "internacionalización de San Lorenzo como marca deportiva" y opinó que esta propuesta "contribuye a fortalecer la idea" de expansión que comenzó con la declaración de fanatismo del Papa Francisco.

En tanto, Calello añadió que el Fortín ya había iniciado contactos "para que un equipo de las divisiones inferiores viaje a China para jugar partidos y estrechar lazos de amistad".

Si la extraña idea de Macri y de los dirigentes se lleva a la práctica, probablemente en el próximo torneo de transición haya, al menos, cuatro futbolistas chinos distribuídos en los principales planteles del fútbol argentino. ¿Qué opinarán los hinchas?

Artículos relacionados