Los desempates por el descenso en la era profesional

Colón y Atlético Rafaela protagonizarán la novena definición por la permanencia en la historia del fútbol argentino. Un repaso por las definiciones anteriores.
Con el arbitraje de Diego Abal, el sábado a las 14 en la cancha de Rosario Central, Colón y Atlético de Rafaela protagonizarán el noveno desempate por el descenso de la era profesional del fútbol argentino y el segundo desde que se disputan los torneos cortos. Goal te invita a repasar cómo fueron esas ocho electrizantes definiciones anteriores.

1949: Huracán vs Lanús

La primera tuvo lugar en el Campeonato de Primera División de 1949 y consistió en una serie de cuatro partidos cargados de suspicacias y polémicas entre Huracán y Lanús. El primero se disputó el 18/12 en cancha de San Lorenzo, y lo ganó Huracán por 1 a 0. Seis días más tarde, en la cancha de Independiente, ganó Lanús 4-1. Como por aquel entonces no contaba la diferencia de gol, era necesario disputar un tercer partido: fue el 8 de enero de 1950, otra vez en el Gasómetro, donde se vivió una de las polémicas más grandes de la rica historia del fútbol argentino. A tres minutos del final y con el partido 3-3, el juez Bert Cross invalidó un cuarto gol de Huracán por posición adelantada. Los jugadores del Globo protestaron largo rato y disconformes con la decisión se retiraron de la cancha.

El reglamento de la época establecía que "abandono del juego, negativa a proseguir el partido o facilitar la libre acción del adversario, será sancionado con la pérdida de los puntos", por lo que Huracán debía perder los puntos y como consecuencia, irse al descenso. Sin embargo, el Tribunal de Penas de la AFA resolvió que el partido debía volver a jugarse argumentando que en realidad el árbitro había dado por concluido el encuentro (a pesar de que no debía hacerlo, ya que en caso de empate había alargue), en vez de consignar el abandono de Huracán.

Un mes más tarde se disputó el cuarto y último encuentro en el estadio de River Plate. A los 38' del segundo tiempo, Huracán ganaba 3-2 y el árbitro sancionó un penal en contra de Lanús. Esta vez, fueron los jugadores del Granate los que abandonaron la cancha, pero entonces sí se aplicó rigurosamente la reglamentación y se le dio por perdido el encuentro a Lanús, condenándolo a jugar en el ascenso por primera vez en su historia.

1950: Huracán vs Tigre

El Globo debió sufrir un nuevo desempate la temporada siguiente, pero ante Tigre.

La definición fue en dos partidos (ida y vuelta) en estadios “neutros”. El primero se disputó el 3/12 en la vieja Doble Visera de Avellaneda. Ese día Huracán, que hacía de visitante, venció por 3-1 a los de Victoria y llegó así al segundo encuentro con más confianza. El 10/2, en el Monumental, el Globo goleó a Tigre por 5-1 y esta vez no dejó dudas ni polémicas: se quedó en Primera con todas las de la ley.

1977: Platense vs Lanús

El torneo Metropolitano de 1977 es, hasta que se realice el nuevo torneo el próximo año, el más extenso de la era del profesionalismo con 23 equipos y 46 fechas. Lanús y Platense llegaron igualados en puntos y debieron recurrir a un partido extra para saber quien acompañaba a Temperley y Ferro a la Primera B.

El viejo estadio de San Lorenzo fue el escenario de una de las noches más dramáticas que se recuerden. Ni en los 90' regulares, ni en los dos tiempos extras se sacaron ventajas y entonces recurrieron a la definición por penales. Fueron 22 ejecuciones las que determinaron la victoria de Platense, gracias a la actuación de su arquero, el discutido Osmar Miguelucci, que actuó pese a las amenazas recibidas en las horas previas y fue la figura.

1982: Unión de Santa Fe vs Quilmes

En el torneo de Primera División un deterioro en el rendimiento de Quilmes, que había ascendido de manera brillante el año anterior, lo dejó en el anteúltimo puesto, junto a Unión de Santa Fe. Ambos jugaron su suerte en 90 minutos en el estadio de Sarmiento de Junín (casualmente, el otro descendido) y allí se impuso el cuadro santafesino por 1-0 con gol de Marcos Capocetti de penal y devolvió al Cervecero rápidamente al Nacional B, donde se quedaría ocho años antes de poder jugar en la máxima categoría nuevamente.

1987: Platense vs Temperley

Diez años habían pasado desde aquella noche del Calamar ante Lanús y todos esos años se había salvado una y otra vez. Pero la temporada 1986/87 parecía ser el final de esa racha. Platense llegó a la última fecha un punto por debajo de Temperley, que igualó con Central 1-1. El Calamar perdía con River en el Monumental por 2-0, pero ingresó Miguel Ángel Gambier y marcó los tres goles de la hazaña, tras un recordado penal de Américo Gallego, que tocó la pelota con la mano de forma inexplicable.

Cuatro días más tarde, Platense y Temperley se vieron las caras en la cancha de Huracán. El elenco de Vicente López fue muy superior (para colmo ,su rival se quedó con un hombre menos a los dos minutos por la expulsión de Jorge Cabrera) y obtuvo la victoria por 2-0 con tantos de Gambier y Alfaro Moreno.

1988: Racing de Córdoba vs Unión de Santa Fe

Al siguiente año, les tocó a los cordobeses y los santafesinos cruzarse por la permanencia. El partido se jugó el 8/6 en la Bombonera. En apenas 4 minutos de aquella helada tarde de otoño, se marcaron los únicos dos goles del encuentro: Cabral para los cordobeses y Marcelo López para los santafesinos.

En la definición por penales sólo un disparo fue errado, el primero, cuando Juan Manuel Ramos, arquero de la Academia contuvo el remate de Jorge García.

1990: Chaco For Ever vs Racing de Córdoba

El viernes 25/5, nuevamente en la cancha de Boca, los cordobeses jugaban su suerte en la Primera A, pero esta vez ante los chaqueños, quienes habían estado en la última posición casi todo el certamen, produjeron una gran levantada en la recta final del certamen.

En la definición de aquel día no hubo equivalencias. Chaco fue tan claro vencedor como lo marcó el 5-0 final, con 3 conquistas de Scatolaro, una de Ortolá y la restante de Salaberry. El técnico de los vencedores fue Rodolfo Motta, que había iniciado la temporada como entrenador de Racing de Córdoba y luego fue echado.

2011: Gimnasia y Esgrima de La Plata vs Huracán

Fue el primer desempate desde que existe la modalidad de torneos cortos. Gimnasia y Huracán quedaron igualados en la tabla de promedios y debían definir quién descendía directo y quién jugaba la Promoción contra San Martín de San Juan.

El partido fue en la Bombonera y el Lobo se impuso con contundencia. Fue 2-0 con goles de Lucas Castro y Claudio Graf. Luego, el Tripero iba a acompañar a los Quemeros, tras perder en la Promoción con los sanjuaninos con un resultado global de 2-1.