thumbnail Hola,

A falta de tres partidos para que termine el campeonato, únicamente River está peleando el torneo. Los demás van por objetivos mucho menores y más personales.

El torneo ya está llegando a su fin. A falta de sólo tres fechas para que termine, ya están definidos claramente quienes pelearán por el título y quienes quedarán luchando por objetivos menores. Ya desde hace algunos años sucede que todos los grandes no son los animadores del campeonato: últimamente es uno de los cinco, acompañado por dos o tres "equipos chicos". Este año no fue la excepción y ahora restará saber si Gimnasia, Godoy Cruz, Colón o Estudiantes pueden hacerle frente a la experiencia de River.

El conjunto de Núñez es el único que se encuentra cerca de la punta y que tiene chances verdaderas, no sólo matemáticas, de consagrarse campeón. Está claro que el Millonario necesita un campeonato para cortar con la sequía de seis años sin un título y para terminar de enterrar su paso por la B Nacional. Por eso, como dijeron varios miembros del plantel en la semana, la intención es sacar la mayor cantidad de puntos posibles. Debe restar una diferencia de dos puntos, nada que no haya podido solucionar antes.

Boca, en cambio, lucha por un objetivo notablemente menor: la clasificación a la Copa Sudamericana. Casi como un premio consuelo que aparece cuando menos se lo espera, el Xeneize se fue metiendo en esa discusión a medida que iba quedando afuera del torneo. Por ahora, el último que entra a la competencia continental son los de Ramón Díaz, con 49 unidades, a tres del conjunto de Carlos Bianchi, pero en esa misma posición esta Rosario Central al acecho. Además, se pondrá bajo la lupa la continuidad de Juan Román Riquelme.

Así como por La Bombonera se murmurará por lo bajo durante estas tres semanas la renovación o no del Diez, en el Cilindro de Avellaneda habrá una discusión similar por otro ídolo. Reinaldo Merlo está en jaque tras la pésima campaña que llevó a cabo en Racing y, de no cambiar la cara en estos últimos encuentros, la dirigencia podría señalarle la salida. ¿Reemplazantes? Gustavo Alfaro ya había tenido un acercamiento antes y ahora espera en línea la oportunidad. También suenan Falcioni y Sava.

A pocos metros del Estadio Presidente Perón, la otra mitad del barrio intentará salir del infierno en el que deambula desde hace diez meses. Independiente, que está cuarto a dos puntos de Instituto, el último que ocupa un lugar en los puestos de ascenso, buscará volver a Primera en julio. Con Banfield y Defensa y Justicia lejos del mapa, al Rojo le quedarán siete fechas para recomponer su imagen y buscar el ascenso lo antes posible. Aunque con la reforma del certamen, podría volver seis meses después...

San Lorenzo seguramente es el único de los cinco grandes que no pelea por nada a nivel local y que tampoco le interesa. Es que el club de Boedo está avocado a la Copa Libertadores y nada sacará su cabeza del único objetivo que dirigentes, jugadores y cuerpo técnico se plantearon a principio de año. Y aunque primero deberá eliminar a Cruzeiro y después esperar a que termine el Mundial, el Cuervo tendrá tres semanas con la mente puesta a varios kilómetros de Argentina.

Encuesta del día

¿Cómo le irá a Bielsa en su primera temporada en Olympique de Marsella?

Artículos relacionados