thumbnail Hola,

Con sólo 16 años, el juvenil abrió el marcador en el triunfo ante Racing y el experimentado delantero selló el resultado. Ambos se llevan 20 años de diferencia.

Cuando David Trezeguet se consagraba Campeón del Mundo con Francia, Ezequiel Ponce apenas tenía un año de vida. Ayer, ambos coincidieron en cancha y fueron los goleadores de Newell's en el triunfo 2-0 ante Racing.

Los pergaminos de Trezeguet son más que conocidos, pero la historia de Ponce no tanto. El rosarino llegó a La Lepra a los 8 años y no paró de meter goles en Inferiores. Los 22 tantos que marcó en Séptima División y las buenas referencias de sus técnicos de la cantera llevaron a Berti a elegirlo para debutar entre los grandes.

Así, Ponce se convirtió en el quinto jugador más joven en hacer su presentación en el fútbol argentino detrás de Agüero, Maradona, Tevez y Saviola. Y el más chico en debutar en el equipo rosarino. Sólo 16 años y tres meses tenía el delantero cuando saltó a la cancha en el partido en que Newell’s venció 2-0 a Quilmes y ya en ese encuentro, el juvenil de 1.78 de altura mostró credenciales para seguir en la Primera: potencia física, velocidad y habilidad en el área.

Ahora, Ponce se codea con jugadores como Heinze, Banega, Maxi Rodríguez y Trezeguet, el espejo que cualquier atacante que da sus primeros pasos sueña con tener al lado. Su carrera recién empieza, la de David lo muestra intacto ya en sus últimos años. Frescura y experiencia a las órdenes del mejor equipo del fútbol argentino.

Relacionados